Los presidentes ruso y surcoreano reclaman una "reacción fuerte" de castigo contra Pyongyang

SEÚL, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente surcoreano, Lee Myung Bak, y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, acordaron hoy aunar esfuerzos respecto a Corea del Norte y reclamaron una "reacción fuerte" por parte de la comunidad internacional para castigar al régimen norcoreano por su segundo ensayo nuclear realizado el lunes, informó el portavoz de la Presidencia surcoreana.

"El presidente Lee pidió al presidente ruso que siga prestando especial interés a la cuestión con el fin de que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda adoptar una resolución rápida y fuerte" contra Pyongyang, explicó el portavoz, Lee Dong Kwan, citado por la agencia oficial Yonhap.

Por su parte, Medveded se mostró de acuerdo con la necesidad de una nueva resolución firme contra el régimen norcoreano, siempre según la citada fuente. Asimismo, el presidente ruso consideró que la última acción de Pyongyang constituye "una clara violación" de la resolución de la ONU que le prohíbe llevar a cabo actividades nucleares o con misiles de largo alcance.

"Medvedev dijo que el acto irresponsable de Corea del Norte es una amenaza a la paz y la estabilidad en la Península de Corea y dijo que los dos países deben trabajar estrechamente juntos para prevenir este tipo de actos en el futuro", agregó el portavoz de Lee.

Durante la conversación telefónica, el presidente surcoreano confió en que todavía se pueda resolver la cuestión nuclear norcoreana a través del diálogo. "Confío en que haya una estrecha cooperación entre nuestros dos países para que Corea del Norte regrese a las conversaciones a seis y desnuclearice la Península", fue el mensaje de Lee, según su portavoz.