Musavi desvela el eslogan de campaña y arremete de nuevo contra Ahmadineyad

  • Teherán, 15 abr (EFE).- El ex primer ministro iraní y aspirante a la presidencia del país, Mir Husein Musaví, desveló hoy su eslogan electoral y volvió a atacar con virulencia la gestión económica del actual presidente y probable rival, Mahmud Ahmadineyad.

Teherán, 15 abr (EFE).- El ex primer ministro iraní y aspirante a la presidencia del país, Mir Husein Musaví, desveló hoy su eslogan electoral y volvió a atacar con virulencia la gestión económica del actual presidente y probable rival, Mahmud Ahmadineyad.

Ante de miles de personas congregadas en la ciudad de Ahvaz, cercana a la frontera con Irak, Musaví aseguró que la frase que resume su ideario es "un Irán que progresa en el camino de la ley, la justicia y la libertad".

"Si el pueblo quiere un cambio, debe ayudar a provocarlo durante un proceso electoral libre y limpio", aseguró Musaví desde la puerta de la principal mezquita de la ciudad, en la que vive gran parte de la minoría árabe de Irán.

En este marco, el aspirante reformista volvió a sacar a relucir su pasado y sus credenciales revolucionarias, y arremetió de nuevo contra la política económica del actual presidente.

Desde que el pasado marzo anunciara su deseo de volver a la primera línea de la política, la crisis económica que atraviesa el país y las críticas hacia la gestión de Ahmadineyad se han convertido en la médula de su precampaña electoral.

Todo apunta a que éste será el tema que también dominará la campaña, que comenzará el próximo 22 de mayo.

Los seguidores de Musaví contraponen su gestión al frente del Gobierno durante los críticos años que duró el conflicto con Irak (1980-1988).

Hasta la fecha, solo Musaví, y el ex presidente del Parlamento, Mehdi Karrubí, también reformista, han expresado oficialmente su deseo de concurrir.

El presidente Ahmadineyad buscará la reelección como candidato independiente, aseguró hoy uno de sus principales colaboradores.

La presentación oficial de candidaturas se realizará entre el cinco y el nueve de mayo.

Después, éstas deberán ser aprobadas por el poderoso Consejo de Guardianes, que tiene la última palabra en cuestiones electorales.