Cabrera advierte a la Mesa del Parlamento con recurrir a la Justicia si adopta un acuerdo "arbitrario"

  • Santa Cruz de Tenerife, 27 mar (EFE).- El diputado popular Miguel Cabrera advirtió hoy a la Mesa del Parlamento de Canarias de que la llevará a los tribunales si adopta un acuerdo "arbitrario o prevaricador" respecto a los versos que dirigió a la parlamentaria Francisca Luengo, que el PSC considera ofensivos y machistas.

Cabrera advierte a la Mesa del Parlamento con recurrir a la Justicia si adopta un acuerdo "arbitrario"

Cabrera advierte a la Mesa del Parlamento con recurrir a la Justicia si adopta un acuerdo "arbitrario"

Santa Cruz de Tenerife, 27 mar (EFE).- El diputado popular Miguel Cabrera advirtió hoy a la Mesa del Parlamento de Canarias de que la llevará a los tribunales si adopta un acuerdo "arbitrario o prevaricador" respecto a los versos que dirigió a la parlamentaria Francisca Luengo, que el PSC considera ofensivos y machistas.

El miércoles pasado, durante el debate sobre el estado de la nacionalidad, el diputado del PP dedicó a la socialista Francisca Luengo unos versos con rimas como "mi afecto te llega al moño, si lo aceptas, tan amigos y si no, te vas pa'l...".

Miguel Cabrera dijo a Efe que no se arrepiente y añadió que la Mesa no ha cerrado acuerdo alguno sobre la petición del grupo Socialista, que presentó un escrito de queja y pidió el amparo de este órgano parlamentario en relación con este asunto.

No obstante, fuentes parlamentarias aseguraron ayer a Efe que la Mesa expresó su rechazo a la intervención de Cabrera y pidió a la comisión que estudia la reforma del reglamento de la Cámara que prevea la posibilidad de incluir sanciones a los parlamentarios para comportamientos similares.

Miguel Cabrera consideró, por el contrario, que este asunto no se cerró, explicó que el grupo Popular ha pedido que se rechace la petición del Socialista y consideró que en todo caso es "disparatado" que se adopte un acuerdo sin darle previamente audiencia al diputado afectado.

Apuntó que la Mesa no le ha comunicado ninguna decisión ni existe por escrito, y reserva sus posibles actuaciones en este ámbito hasta que se adopte "y la lea", por lo que no "prejuzga" nada porque el acuerdo puede ser "inocuo".

Sin embargo, continuó, si la Mesa vuelve a insistir en la controversia suscitada por sus versos "lo que diga me entra por un oído y me sale por el otro", a no ser que sea "arbitrario o prevaricador".

"Hice lo que tenía que hacer y me porté educadamente. Pedí dos veces perdón en público, en el pleno, y también en privado, y esta disculpa me fue rechazada de forma absolutamente destemplada porque se me dejó con la mano en el aire", señaló Cabrera en alusión a la diputada Francisca Luengo.

Apuntó que no se arrepiente "en ningún momento" de su actuación y tiene la conciencia "muy tranquila", porque a su juicio "a la vida hay que darle alegría, salud y buen humor".

Aseveró también que los diputados del PP tienen que aguantar que los socialistas los califiquen "de indecentes y corruptos y esto al parecer no es un insulto, mientras que ellos se ponen como auténticos talibanes".

También criticó el que "no se considere un insulto" el que el grupo Socialista lo haya acusado de mostrar "el perfil de un maltratador, algo que es propio de un delincuente".

Miguel Cabrera se mostró convencido de que si los versos los dirige a diputados socialistas como Francisco Hernández Spínola o Blas Trujillo "se mueren de risa", porque tienen sentido del humor, y consideró que lo que ocurre es que la dirección del PSC "está en manos de radicales: de los y las ayatolás".