Díaz tacha su dimisión de "sacrificio de inocentes" y cree que el PP hará que Panero entregue su acta en breve

BOADILLA DEL MONTE, 16 (EUROPA PRESS) La 'popular' María Jesús Díaz, número 'dos' de las listas por Boadilla del Monte que tuvo que dimitir hace ahora una semana para cumplir la condición impuesta por Arturo González Panero antes de que éste dejara su puesto como alcalde de la localidad, califica lo sucedido como "sacrificio de inocentes". En una entrevista concedida a Europa Press, Díaz relata cómo ocurrieron los hechos el pasado lunes, cuando el ahora ex alcalde fue capaz de poner por unas horas en evidencia al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, al asegurar que él no dimitiría, pese a que así se había anunciado tras conocerse sus relaciones con el caso Gürtel investigado por la Audiencia Nacional. Panero supeditó su abandono a la entrega del acta de concejal de Díaz, para que ella no fuera alcaldesa. Díaz enmarca la anómala sucesión de hechos en la tensión del momento y prevé que su partido, e incluso el resto de los concejales del PP de Boadilla, tomen medidas en breve para que González Panero también abandone su acta de edil. "Estoy convencida de que sólo es cuestión de tiempo", asegura. Así, valora especialmente el hecho de que fuera el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, quien le pidiera expresamente el sacrificio, y no la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, como se ha dicho. "Tal es el momento de tensión que se produce que se me dice personalmente, en un despacho aparte: 'Maria Jesús esto es injusto, pero si hubiera otra solución, otra solución adoptaríamos; pero efectivamente este señor tiene que irse de aquí, habiendo dimitido como alcalde. No te preocupes, el partido valorará muy positivamente tu gesto y tu generosidad", explica Díaz que le dijo Granados durante la reunión en Génova.