Economía/Finanzas.- La CNMV contesta las preguntas de los afectados por el fraude de Bernard L. Madoff

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado un documento para dar respuesta a las reclamaciones de los afectados por el fraude de Bernard L. Madoff en el que aconseja, en primer lugar, reclamar ante las entidades financieras comercializadoras o el depositario de los fondos. El organismo supervisor recuerda que en "caso de no recibir respuesta del banco a su reclamación en dos meses, o si ésta no le satisface, puede reclamar ante la CNMV", según el contenido del documento. En primer lugar, deben ser los servicios de atención o defensa del cliente de los bancos quienes "estudien la incidencia, expliquen su actuación o resarzan al cliente" tras estudiar "las circunstancias particulares" de cada uno de los afectados. La CNMV recuerda que los sistemas españoles de indemnización a los inversores "protegen al inversor frente a las posibles insolvencias de los intermediarios, pero no cubren las pérdidas de valor de la propia inversión o cualquier riesgo de crédito de la entidad inherente a las inversiones". Asimismo, explica que las sociedades gestoras que mantengan inversiones en activos afectados en un porcentaje superior al 1% "deberán publicar un hecho relevante", tal y como ha hecho ya el Banco Santander, que fue la entidad más afectada con pérdidas que alcanzan los 2.330 millones de euros de sus clientes. Por otro lado, el organismo informa de que las sociedades gestoras de los fondos facilitarán información puntual de cada fondo afectado en el próximo informe periódico, correspondiente al mes de diciembre de 2008. "La CNMV no puede asesorar sobre ofertas concretas de inversión" como compensación a las pérdidas sufridas, advierte el organismo supervisor, que insta a los afectados a acudir a un "asesoramiento profesional" para "analizar y decidir" si se acogen a las propuestas. En este sentido, la CNMV recomienda a los perjudicados "analizar los compromisos que están asumiendo, las características y riesgos del producto ofrecido y comparar el valor de los instrumentos que entregaría en el canje con el producto que le ofrece la entidad" para tomar una decisión "meditada, sin precipitación ni bajo presión". Por último, el organismo supervisor mantendrá abierta su oficina de atención al inversor para cualquier duda o aclaración adicional, según explica el documento.