El PP augura más intervenciones y dice que el Gobierno trataba de ocultar la situación con Unicaja

MADRID, 29 (EUROPA PRESS) El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, advirtió que la intervención del Banco de España en la Caja de Castilla-La Mancha (CCM) "no será la última" ante la situación que está atravesando el sector financiero, y señaló que su partido "no va a entrar en ningún pasteleo ni ocultación de lo que está ocurriendo en las entidades financieras". En una rueda de prensa conjunta, junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, exigió al Gobierno que presente una hoja de ruta y que diga "qué instrumentos va a utilizar" y qué objetivos pretende. "Lo que ha hecho Solbes es poner buena cara al mal tiempo, algo inadmisible en un momento de crisis económica como la actual, con recesión económica y un alto nivel de paro", aseguró, para añadir que el ministro de Economía se ha vuelto a equivocar "en las formas" al crear un aval para sustentar la financiación de la caja, ante su falta de liquidez, figura que "ya existe". Al respecto, la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, afirmó que el Gobierno, a través del impulso a la fusión de CCM con Unicaja, ha tratado "de tapar una situación muy grave con un procedimiento que no era el más adecuado" y que "ha perdido el control de la situación". En este sentido, recordó que los consejeros 'populares' presentes en el consejo de la CCM, inmersa en un proceso de fusión con la caja malagueña, lo abandonaron ante "la falta de transparencia" sobre la operación y que, por ello, el PP solicitó en las Costes de Castilla-La Mancha una comisión de investigación, requerimiento que fue rechazado por los socialistas reiteradamente. "El Gobierno ha demostrado una falta de control de la situación", insistió De Cospedal, quien explicó que su partido conoció la decisión del Banco de España de intervenir la entidad financiera "minutos antes" de la convocatoria del Consejo de Ministros extraordinario a través de una llamada a Mariano Rajoy, un gesto que calificó de "mera cortesía que no implica negociación alguna". Asimismo, calificó de "inadmisible" que Solbes se refiera hoy a la intervención de la CCM como "una situación de trámite" cuando desde la intervención de Banesto, en 1993, no se había producido "una situación de tan extrema gravedad". EL PP PEDIRÁ EXPLICACIONES A SOLBES Y ORDÓÑEZ. De Cospedal anunció que su partido pedirá la comparencia con carácter urgente del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y del vicepresidente segundo, Pedro Solbes, tras la intervención de la caja y exigirá responsabilidades sobre la gestión de los cargos removidos. Igualmente, indicó que tanto a nivel nacional como desde la Asamblea de la Junta de Castilla-La Mancha el PP exigirá "el conocimiento de la verdad" y "las responsabilidades, en lo que corresponda, al Gobierno de Castilla-La Mancha, en su función de control y supervisión de la CCM, así como las responsabilidades derivadas de los gestores removidos". No obstante, quiso mandar un mensaje de tranquilidad a las familias y clientes de CCM "porque ahora sus ahorros están directamente garantizados por el Banco de España".