Presidenta del parlamento gallego apela al "consenso" para servir a los ciudadanos en tiempos de crisis

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 (EUROPA PRESS) La nueva presidenta del Parlamento de Galicia, la 'popular' Pilar Rojo, apeló hoy al "consenso" de las tres fuerzas con representación en el hemiciclo para ser "capaces de sentir y recoger" las "necesidades e inquietudes" de los ciudadanos, "más que nunca si cabe" dada la actual situación de crisis económica. En un breve discurso tras ser elegida jefa del Legislativo para la octava legislatura autonómica, Rojo reconoció que a los tres partidos les "separan cosas", pero matizó que les "une algo más importante". "La pasión y las enormes ganas de trabajar por Galicia", expuso, y apeló a esto para que al final de esta legislatura el pueblo gallego esté convencido de que los 75 diputados están "para servirlo". Tras recordar el "ejemplo de participación histórica" que dio la sociedad en las pasadas autonómicas del 1 de marzo, Rojo llamó a los parlamentarios a ejercer su función de representantes de la ciudadanía y, por eso, demandó un "trabajo riguroso y constructivo" para buscar "soluciones reales a los problemas reales de la sociedad". Previamente, agradeció en nombre de los miembros de la Mesa del Parlamento la "confianza depositada" en ellos y, en clave personal, dio las gracias tanto al líder del PPdeG y futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como al resto del Grupo Popular por darle un "apoyo incondicional" para ejercer "tan alta responsabilidad". RECONOCIMIENTOS También tuvo un recuerdo "de corazón" en primer lugar para el diputado socialista Modesto Pose, ausente hoy en la sesión plenaria por enfermedad. También se dirigió a sus antecesores en el cargo, desde el primer presidente del Parlamento, Antonio Rosón, hasta a los restantes: Tomás Pérez Vidal, Victorino Núñez, José María García Leira y Dolores Villarino. A esta última, la primera mujer en presidir la Cámara, hizo un reconocimiento especial porque "abrió la puerta a las mujeres en la Presidencia del Parlamento". Con todo, confió en que su nombramiento sirva para que el acceso de las féminas a los puestos de responsabilidad "se asuma con normalidad y deje de ser noticia". Tras su discurso, el Himno gallego cerró la constitución del Parlamento de la VIII Legislatura, al que Rojo se refirió como el "Himno nacional".