Aprobado el 0,6% de déficit para las CCAA en 2017 con el voto en contra de Cataluña, Baleares y C. Valenciana


lainformacion.com|
  • Salió adelante con el voto a favor de ocho CCAA, mientras que Andalucía y otras cinco regiones se han abstenido.

  • Cristóbal Montoro asegura que este acuerdo que ha marcado una "nueva etapa" y un nuevo "quehacer político".

Cantabria se abstiene al votar el 0,6% de objetivo déficit: "Se avanza pero no lo suficiente"

Cantabria se abstiene al votar el 0,6% de objetivo déficit: "Se avanza pero no lo suficiente" SANTANDER | EUROPA PRESS

El Gobierno ha logrado la aprobación, por parte de las CCAA, del objetivo de déficit para las regiones que ha quedado fijado en el 0,6 por ciento. La votación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha salido adelante con el apoyo de 8 CCAA, la abstención de Andalucía y otras cinco y el voto en contra de Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, trasladó de manera oficial su propuesta del 0,6 por ciento de déficit para las regiones en el próximo ejercicio, cerca de las siete de la tarde, según informaron fuentes de la reunión.

Lo hizo tras dos horas y media de reunión en la Comisión de Política Fiscal y Financiera y tras haber alcanzado un pacto con el PSOE sobre esta cifra, que supone una décima más del 0,5 por ciento que el ministro había ofrecido al inicio de las negociaciones.

Pero es 0,5 puntos más del déficit autorizado para 2017 antes de que Bruselas permitiera, el pasado mes de abril, que España dilatara el cumplimiento de los objetivos.

Una nueva etapa

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha valorado este jueves el "equilibrio" entre "convencer y ser convencidos" en el acuerdo alcanzado por el Gobierno con las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que ha marcado una "nueva etapa" y un nuevo "quehacer político", para flexibilizar en una décima, hasta el 0,6% del PIB, el déficit público autonómico para 2017, desde el 0,5% fijado en la última reunión de abril.

Así lo ha señalado Montoro en la rueda de prensa posterior a la reunión del CPFF, que se ha prolongado algo más de tres horas, en la que ha destacado que "no ha habido enfrentamientos o choques" en relación a la persecución de objetivos, sino "coincidencia" de que "con independencia de ideologías políticas es común que hay que seguir reduciendo el déficit público".

"Algo hemos convencido, pero también nos han convencido, nuestra idea era un 0,5% y al final ha sido un equilibrio entre convencer y ser convencidos", ha valorado Montoro, tras reconocer que, a pesar de las "discrepancias", esta legislatura "va a ser eso", al estar "definida claramente en esos parámetros".

Ha afirmado que ha sido un Consejo que "marca una nueva etapa y quehacer político" tras unos resultados en los que ha habido "bastante cuerdo de fondo" para llegar a establecer los objetivos de déficit, al haberse opuesto solo tres comunidades (Valencia, Cataluña y Baleares) lo que refleja un "clima de coincidencia".

"La consecución de esos objetivos es absolutamente fundamental para la credibilidad de España, del Estado de autonomías, afianzar la recuperación económica y la creación de empleo en los años siguientes a partir de 2017 y para que todas administraciones públicas sigan reduciendo el déficit, asegurando la financiación de servicios públicos", ha remachado.

El ajuste acordado se sitúa en un punto intermedio entre el 0,5% de déficit que planteaba el Ministerio de Hacienda y el propuesto de un 0,6% o un 0,7% (el mismo porcentaje fijado para este año) que reclamaban los consejeros de Hacienda socialistas, que se han abstenido en la votación.

"Lo importante es que tengamos unos objetivos, proponerlos y llevarlos a la consideración de las Cámaras, primero en Congreso y luego Senado, lo necesitamos hacer para movilizar la financiación antes de la Navidad para que ninguna comunidad pueda dejar sin atender a sus proveedores y puedan seguir prestando normalmente sus servicios", ha insistido Montoro.

Estabilidad presupuestaria 2019

A pesar de relajar la senda de consolidación fiscal para el próximo año, el Gobierno ha mantenido la exigencia de que las comunidades alcancen el equilibrio presupuestario dentro de tres años.

En concreto, los objetivos de estabilidad presupuestaria fijados para el próximo trienio son de un déficit del 0,6% en 2017 y del 0,3% en 2018, para alcanzar la estabilidad presupuestaria en 2019. También se han fijado el objetivo de deuda pública de las CC.AA. para este año, en un 24,4% del PIB nacional, así como para 2017 (24,4%), 2018 (24,1%) y 2019 (22,7%).

En la última reunión del Consejo, celebrada el pasado 28 de abril, con el Gobierno todavía en funciones, los objetivos de déficit autonómico eran del 0,5% en 2017, 0,3% en 2018 y 0% en 2019, con una deuda del 23,9% en 2017, 23,4% en 2018 y del 22,5% en 2019.

De esta forma, las CC.AA. han conseguido algo más de 1.000 millones de margen presupuestario para 2017 respecto al déficit del 0,5% acordado en abril, y el objetivo supone más del doble que el que en un principio estaba fijado (0,1%), si bien el 0,6% finalmente pactado es una décima inferior al del año pasado.

Las entregas a cuenta y la regla del gasto

Algunos de los consejeros han expresado su disconformidad con que no se haya incluido entre los puntos de la reunión las entregas a cuentas para facilitar la elaboración de los presupuestos autonómicos, si bien la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha comprometido a llevar a la Conferencia de presidentes del año que viene las reglas de gasto y la reforma del modelo de financiación autonómico.

No obstante, Montoro ha explicado que el Ejecutivo no puede actualizar las entregas a cuenta hasta que no se disponga de los Presupuestos de 2017, ya que "en un año normal a estar alturas del año está avanzada la tramitación" de las cuentas.