EL GOBIERNO APRUEBA MAÑANA EL ‘TECHO DE GASTO’ Y UN PAQUETE DE MEDIDAS FISCALES

MADRID|
El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar mañana, viernes, el límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, además de un paquete de medidas fiscales.Además, el Gobierno dará luz verde a los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para los próximos ejercicios del conjunto de las administraciones públicas.Esto se produce después del acuerdo alcanzado ayer, miércoles, con los ayuntamientos en la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL) y este jueves con las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, no quiso dar detalles de lo que aprobará el Consejo de Ministros, para señalar que detrás de las distintas iniciativas “hay trabajo buscando esos acuerdos políticos”. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), Montoro explicó que en “esta legislatura es obligado coincidir; si no, es imposible llevar adelante ninguna iniciativa legislativa”.“Tenemos tanto cada día, mañana será efectivamente un Consejo de Ministros con mucho contenido”, subrayó. Para el ejercicio 2016, el Gobierno fijó inicialmente el límite de gasto no financiero de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 en 123.394 millones de euros, lo que suponía un descenso del 4,4% con respecto a 2015 (5.666 millones menos).Desde el Ministerio de Hacienda y Función Pública han explicado que, en todo caso, el punto de partida del límite de gasto será unos 5.000 millones de euros inferior a esos 123.394 millones fijados para 2016 gracias a los ahorros conseguidos durante el ejercicio.En concreto, el departamento de Cristóbal Montoro hace referencia al ahorro en los intereses de la deuda (unos 2.000 millones) y a los efectos del acuerdo de no disponibilidad (2.000 millones) y del cierre anticipado del Presupuesto (1.000 millones).En cuanto al paquete de medidas fiscales, se impulsarán medidas para luchar contra el fraude fiscal, como reducir a 1.000 euros el límite para los pagos en efectivo, cambios en el Impuesto de Sociedades y subidas en tributos especiales como el alcohol y el tabaco.