Economía.- (Amp) Ocaña anuncia que se elevará de 6.000 a 18.000 euros el aplazamiento de pago de impuestos sin garantías

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, anunció hoy que el Gobierno elevará de 6.000 a 18.000 euros el límite mediante el cual se pueden solicitar aplazamientos de pagos de impuestos sin garantías, lo que afectará a más del 90% de las peticiones actuales, según indicaron a Europa Press en fuentes de la Agencia Tributaria. Ocaña indicó, en una entrevista con Punto Radio recogida por Europa Press, que esta medida se adoptará "en pocos días", con la finalidad de que las empresas con problemas de liquidez puedan demorar el pago de impuestos y poder seguir operando con normalidad. En 2008, las peticiones de aplazamiento superaron las 655.000 por un importe de 9.500 millones de euros. "Lo que estamos intentando es que la empresa que tiene dificultades y no puede pagar sus impuestos a tiempo, pueda demorar el pago. Ahí ya estamos siendo flexibles y en pocos días vamos a ampliar la cantidad de impuestos que se pueden demorar de forma automática, hasta ahora era 6.000 euros y la vamos a elevar a 18.000 euros, que es una cantidad importante", subrayó Ocaña. En cuanto a la posibilidad de demorar también el pago del IVA hasta que los empresarios hayan cobrado la factura, Ocaña afirmó que Hacienda está dispuesta a estudiar esta demanda empresarial, pero admitió que ponerla en práctica presenta "muchas dificultades" y requiere resolver algunos detalles "que no son fáciles. LÍNEA DE AVALES PARA LAS DEUDAS DE AYUNTAMIENTOS. En materia de morosidad, adelantó también que el Gobierno está estudiando poner en marcha una línea de avales que permita a las pymes y autónomos descontar a través de las entidades financieras las deudas contraídas con los ayuntamientos, pero que posteriormente las corporaciones locales paguen este adelanto de liquidez por parte de la Administración Central. En materia de IRPF, Ocaña apuntó que la Agencia Tributaria se ha comprometido este año a devolver "un poquito más deprisa" las devoluciones de renta, a pesar de que en los últimos años ya se había hecho un esfuerzo importante, dado que algunas devoluciones se producen "a los pocos días" de que el ciudadano confirme su declaración. Finalmente, sobre paraísos fiscales, señaló que el G-20 planteará la necesidad de "forzar" a que estos territorios den la información fiscal pertinente, aunque indicó que esto llevará su tiempo porque hay una "tradición larga" en Europa de que existan paraísos fiscales. "Pero el hecho de que haya un compromiso de los grandes países europeos para acabar con esta situación son buenísimas noticias. Aunque no lo vamos a resolver en una semana, nos llevará probablemente algunos años", insistió el secretario de Estado de Hacienda, quien afirmó que a los paraísos fiscales se les debe obligar a dar la información que se les demande.