Economía/Fiscal.- Junta de CyL recurre las tres últimas normas de las diputaciones forales vascas sobre Sociedades

VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS) El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León autorizó hoy la interposición de tres recursos contenciosos-administrativos contra las últimas modificaciones a la baja del Impuesto de Sociedades en el País Vasco. Según recordó el portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, entre otras "ventajas fiscales" las diputaciones forales rebajan el tipo general al 28 por ciento, "cifra que contrasta con el 30 por ciento que se aplica en el resto de España", y amplían el concepto de pyme para que más empresas puedan beneficiarse de una tributación menor. Estos recursos se presentarán ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco a propuesta de la consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, y se unirán a otros ocho de similares características interpuestos por la Junta que están pendientes de resolución. De Santiago-Juárez explicó que el Ejecutivo autonómico considera que la aprobación de tipos reducidos del Impuesto de Sociedades en cualquiera de las tres provincias vascas supone un "claro ejercicio de competencia fiscal desleal" que "perjudica" a las comunidades limítrofes, entre las que se encuentra Castilla y León. "De ahí que el Gobierno regional haya intentado siempre impedir su aplicación", precisó. En concreto, la Junta recurrirá la Norma Foral 8/2008, de 23 de diciembre, de la Diputación de Guipúzcoa. Esta regulación entró en vigor el 31 de diciembre de 2008 y reduce el tipo general del impuesto al 28 por ciento (frente al 30 por ciento que se aplica en el resto de España) y al 24 por ciento en el caso de las pequeñas y medianas empresas (en las demás comunidades autónomas es del 25 por ciento hasta 120.202 euros de beneficio, y del 30 por ciento para lo que exceda de esta cantidad). A esto se suman otros cambios que no tienen equivalente en la normativa común, como deducciones más elevadas, consideró el portavoz de la Junta. El Gobierno de Castilla y León también interpondrá sendos recursos contra la Norma Foral 7/2008, de 10 de diciembre, de la Diputación de Vizcaya y la Norma Foral 21/2008, de 18 de diciembre, de la Diputación de Álava, que entraron en vigor el 20 y el 30 de diciembre de 2008, respectivamente. En este caso se amplía el concepto de pyme, "lo que incrementa el número de empresas que pueden acogerse al tramo más ventajoso del Impuesto de Sociedades". Además se amplía el plazo para poder aplicarse deducciones o compensar bases de tributación negativas, "lo que supone un tratamiento aún más favorable a las compañías domiciliadas en esas provincias". La Junta estima que estas diferencias respecto al territorio de régimen común, en el que se encuentra Castilla y León, pueden considerarse ayudas de Estado basándose en la sentencia del Tribunal Supremo dictada en el recurso de casación 7893/1999.