Economía/Fiscal.- Zapatero insiste en que se compensará a las CC.AA. por la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió hoy en que las Comunidades Autónomas verán compensadas este año la disminución de sus ingresos por la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio. "Este impuesto era recibido por las Comunidades Autónomas en torno al mes de junio y vamos a cumplir para que también en el plazo oportuno tengan la compensación", confirmó Rodríguez Zapatero, quien destacó por ello que la eliminación de dicho tributo no tendrá ningún efecto negativo sobre ellas. De esta forma contestó a una pregunta formulada por el diputado del grupo parlamentario mixto Francisco Jorquera Caselas sobre las medidas que tiene previsto adoptar el Gobierno para compensar la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio. El presidente del Ejecutivo señaló que la ley que contempla la supresión de dicho tributo establece el "compromiso de lealtad" con la financiación de las Comunidades Autónomas, al tiempo que confió en llegar a un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica que mejore también su capacidad financiera. Asimismo, Rodríguez Zapatero indicó que la supresión de dicho tributo beneficiará a un millón de ciudadanos este año, lo que les permitirá una mayor renta disponible en la actual coyuntura. El presidente del Gobierno recordó que la Cámara Baja suprimió el Impuesto sobre el Patrimonio porque había dejado de ser un tributo sobre la riqueza para convertirse en un gravamen sobre el ahorro de ciudadanos de rentas medias. Igualmente, consideró que dicho impuesto se había "distorsionado" en cuanto a la capacidad redistributiva de la política tributaria, ya que, según dijo, volvía a gravar año tras año los mismos bienes que mediante otros impuestos ya habían contribuido a esa distribución. Por su parte, Jorquera Caselas indicó que las Comunidades Autónomas dejarán de percibir 1.800 millones de euros con la supresión de dicho impuesto, al tiempo que consideró necesario revisar las políticas fiscales, teniendo en cuenta que la presión fiscal en España es una de las más bajas de los países del entorno. "Es necesario acometer ya un debate para que haya una reforma fiscal que asegure una mayor capacidad recaudatoria, que se sustente sobre principios de justicia y progresividad y que contribuya a reactivar el consumo y reducir el esfuerzo fiscal en los sectores con menos recursos", dijo.