Economía/Macro.- (Ampliación) El Estado redujo un 43,7% el superávit hasta febrero, con 5.325 millones

La recaudación de Estado y administraciones territoriales cayó un 6,1% en los dos primeros meses y la del Estado se redujo un 9,4% MADRID, 24 (EUROPA PRESS) El Estado registró un superávit de 5.325 millones de euros hasta el mes de febrero (el 0,49% del PIB), lo que supone un descenso del 43,7% respecto al superávit de 9.466 millones registrado en el mismo periodo del año anterior, según los datos avanzados hoy por el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Este resultado es consecuencia de unos ingresos no financieros del Estado que ascendieron hasta febrero a 28.349 millones de euros, un 9,5% menos y de unos gastos no financieros que se elevaron a 23.024 millones, un 5,3% más. La cifra registrada en los dos primeros meses del año, a pesar de ser positiva, supone una reducción del 43,7% en comparación con el superávit registrado en los dos primeros meses de 2008 (9.466 millones de euros, el 0,86% del PIB). En términos de caja, una metodología contable en la que se anotan los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado durante ese periodo, el Estado alcanzó en los primeros dos meses del año un déficit de 70 millones de euros, frente al superávit de 3.831 millones obtenido en el mismo periodo de 2008. Sólo en el mes de enero, el Estado registró un superávit de 719 millones de euros, cifra que equivale al 0,07% del PIB y en el mes de febrero alcanzó un superávit de 4.606 millones. Sin embargo, durante su intervención, Ocaña explicó que las cifras de enero y febrero son prematuras y que no se pueden sacar conclusiones de cara al futuro. En este sentido, aseguró que el superávit obtenido en los dos primeros meses debe analizarse teniendo en cuenta que enero y febrero no son mesese representativos para el conjunto del año en los saldos de contabilidad nacional ni en los de caja. Los ingresos no financieros del Estado, si se tienen en cuenta cifras tanto del Estado como de las entregas a cuenta de las administraciones territoriales, la recaudación neta en los dos primeros meses del año ascendió a 38.176 millones de euros, un 6,1% menos que en los dos primeros meses de 2008. EL IRPF CAE UN 10%. Los impuestos directos se elevaron hasta los 17.221 millones de euros, un 6,9% menos. En concreto, la recaudación de IRPF cayó un 10% debido a la reducción de las retenciones de trabajo, principalmente por la deducción de 400 euros, así como por la debilidad del mercado laboral. De hecho, en los dos primeros meses del año, la deducción de 400 euros supuso 1.030 millones de euros. La recaudación del Impuesto de Sociedades, por su parte, creció un 7,3% en los dos primeros meses, aunque, según Ocaña, este dato no es significativo y habrá que esperar al primer pago fraccionado en el mes de abril. Así, durante el repaso que hizo a los datos del cierre de 2008, el secretario de Estado recordó que éste ha sido uno de los impuestos más afectados por la crisis. Los ingresos por impuestos indirectos alcanzaron los 17.793 millones de euros, un 14,4% menos que en el mismo periodo de 2008. En el IVA, la recaudación fue de 14.094 millones de euros, un 16,7% menos, debido, sobre todo, a los mayores aplazamientos solicitados (1.240 millones de euros), así como a la disminución de los ingresos brutos de las empresas. LOS IMPUESTOS ESPECIALES CAEN UN 3,3%. Por su parte, los Impuestos Especiales alcanzaron los 3.222 millones de euros, lo que supone una disminución del 3,3%. De este capítulo, destaca la recaudación del Impuesto sobre el Alcohol y las bebidas derivadas, que cayó un 20,6%, mientras que la del Impuesto de Hidrocarburos cayó un 5,5% por el menor consumo. Si se tienen en cuenta las cifras sólo del Estado, la recaudación neta en en los dos primeros meses de 2009 se sitúa en 28.656 millones de euros, lo que supone una reducción del 9,4% en comparación con la misma cifra del año anterior. En concreto, los impuestos directos del Estado se elevaron a 12.338 millones de euros, un 15,2% menos que en el mismo periodo de 2008. La recaudación estatal por IRPF cayó un 20,6%, hasta situarse en 9.965 millones de euros, mientras que, por Sociedades, se recaudaron 1.343 millones, lo que supone un incremento del 7,3%. LA RECAUDACIÓN ESTATAL POR IVA CAE UN 17,8%. Por su parte, los ingresos del Estado por impuestos indirectos alcanzaron los 13.156 millones de euros, lo que supone un descenso del 16,3%. La recaudación por IVA cayó un 17,8%, hasta 10.951 millones de euros, mientras que los Impuestos Especiales cayeron un 8,1%, hasta 1.728 millones de euros. En cuanto a los pagos no financieros, hasta febrero representaron 28.726 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Por otro lado, los gastos no financieros ascendieron a 5.247 millones de euros, cifra que representa un descenso del 18%. Los pagos por gastos de personal se elevaron hasta los 3.754 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 4%, mientras que las transferencias corrientes crecieron hasta febrero un 1,3%, con 13.795 millones de euros. Finalmente, al cierre de los dos primeros meses del año, el Estado obtuvo una necesidad de endeudamiento de 17.401 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2008 tuvo una capacidad de endeudamiento de 3.397 millones.