El BOE publica la Ley de Medidas Tributarias aprobada por el Parlamento balear

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial del Estado publica hoy la Ley 1/2009 de Medidas Tributarias para impulsar la actividad económica de Baleares mediante bonificaciones fiscales, y que fue aprobada en febrero de este año por el Parlamento balear.

En la exposición de la normativa se indica que es "justamente en estos momentos de recesión económica cuando la política tributaria debe ser más activa y explícita por medio de beneficios fiscales que potencien la actividad productiva y que favorezcan a los sectores más desprotegidos".

De hecho, el propio conseller de Economía, Hacienda e Innovación del Govern, Carles Manera, detalló cuando se presentó este paquete de medidas que se intentaba impulsar un ahorro fiscal de aproximadamente 57 millones de euros.

No obstante, se detalla que el presente modelo económico coincide con las negociaciones abiertas sobre el cambio en el modelo de financiación autonómico, "lo cual aconseja, por razones de prudencia, no incorporar modificaciones que distorsionen el sistema ya establecido".

La medidas impulsadas pretenden reducir la presión fiscal sobre las empresas que generen ocupación y para las que, ante la adquisición de otra entidad, mantenga los puestos de trabajo existente. Además, se intenta potenciar la actividad inmobiliaria con medidas dirigidas a los colectivos más desfavorecidos.

Entre los objetivos, la normativa persigue dinamizar la ocupación, de modo que entre las iniciativas incluidas prevé reducirse en dos puntos el impuesto de Trasmisiones Patrimoniales para las empresas que generen lugares de trabajo o que consigan mantener los puestos de trabajo, pasando del 4% al 2%, con el objetivo de dinamizar la ocupación y poder, así, mantenerla en el tiempo.

Otra de las medidas que contempla este decreto ley es facilitar el acceso a la vivienda de los colectivos más desfavorecidos así como de los jóvenes menores de 36 años, las personas con discapacidad y las familias numerosas. Ello se llevará a cabo mediante la deducción en el IRPF del 50% del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (TPO), así como del Impuesto de Actos Jurídicos Documentales (AJD) para la compra de la primera vivienda.

En este sentido, también se practicará una deducción del 75 por ciento de la cuota de estos dos impuestos para la adquisición de una vivienda protegida (VPO).

Cabe destacar que una de las modificaciones realizadas en el proyecto hace referencia a la deducción autonómica para los contribuyentes residentes en las islas de edad igual o superior a los 65 años, para quienes se establece una deducción en la cuota íntegra de 50 euros.

Mientras tanto, en relación con la deducción autonómica para el fomento de la autocupación, se contempla una de 250 euros por cada contribuyente menor de 36 años y de 300 euros por cada mujer con independencia de la edad que tenga.