El Congreso rechaza recuperar el Plan Prever

El Congreso rechaza recuperar el Plan Prever

El Congreso rechaza recuperar el Plan Prever

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El PSOE logró rechazar esta noche en el Pleno del Congreso de los Diputados la propuesta del PP para recuperar el Plan Prever de ayudas directas a la compra de vehículos, gracias a la abstención del BNG y Nafarroa Bai y a seis ausencias en la bancada 'popular', entre ellas la del presidente del partido, Mariano Rajoy. Así, el intento del PP de recuperar las ayudas del Prever y ampliar su importe a 1.000 euros por coche, incluyendo también la adquisición de vehículos usados cuya antigüedad no excediera de un año, se vio frustrada por 170 votos en contra, 167 a favor y tres abstenciones, correspondientes estas últimas a los diputados de BNG y NaBai. Los socialistas habían ejercido su potestad para impedir que se tramitara el texto pactado por PP, CiU y UPyD, forzando así una ajustada votación punto por punto de los cinco de los que constaba la proposición no de ley 'popular' en sus términos iniciales. Esta fórmula permitió al PSOE salvar los puntos más complicados de la votación, que incluían bonificar el 100% del importe del impuesto de matriculación para los vehículos menos contaminantes durante dos años y aplazar las cuotas de la Seguridad Social para las empresas del sector de la automoción. A los escaños vacíos del PP se sumaron dos de CiU y uno del PNV, mientras que por parte del PSOE, sólo se ausentó el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. DEDUCCIONES POR I+D+I Lo que sí salió adelante, por unanimidad, fue la propuesta de los 'populares' para crear una línea de crédito ICO-Pyme específica para la adquisición de vehículos industriales, así como recuperar las deducciones por inversiones en I+D+i en el Impuesto de Sociedades. Durante el debate, la portavoz adjunta del Grupo Popular Fátima Báñez explicó que se ha decidido promover "urgentemente" estas medidas "extraordinarias" a la vista de los "preocupantes datos de actividad del sector de la automoción", dada la destrucción de más de 50.000 empleos y la caída del 80% en la venta de vehículos industriales, que achacó al fracaso del Plan Vive. Por su parte, el portavoz de CiU en la Comisión de Economía, Josep Sánchez Llibre, trasladó al PP su apoyo "con toda intensidad" para frenar la destrucción de empleo en el sector y ponerse a la altura de las políticas aplicadas por otros países, ante las que las puestas en marcha por el Gobierno son sólo "perdigonadas". EL PSOE DEFIENDE EL VIVE El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, señaló que las iniciativas del PP pueden "servir perfectamente" para ayudar a salir del bache al sector y pueden ser "complementarias" con las que ha planteado ya el Gobierno socialista. De su lado, el diputado de ERC Francesc Canet señaló que el sector de la automoción demanda "nuevas medidas urgentes o al menos complementarias" y, aunque pudiera estar "no del todo de acuerdo" con algunas del PP, valoró globalmente la "intención positiva" de aportar soluciones a la crisis. La nota discordante la dio el representante del PSOE, Jesús Alique, quien defendió de la "ignorancia" del PP las medidas puestas en marcha por el Gobierno en favor del sector de la automoción y rechazó la suspensión del Impuesto de Matriculación. "No parece sensato desvestir un santo para vestir a otro", incidió.