El Gobierno bajará el Impuesto de Sociedades a pymes y autónomos

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy un recorte de cinco puntos del Impuesto sobre Sociedades durante tres años para aquellas pymes de menos de 25 trabajadores y un volumen de ventas inferior a 5 millones de euros y que, a 31 de diciembre de 2009, mantengan o mejoren su plantilla media de 2008. De esta forma, las pymes que cumplan estos requisitos pasarán a tener un tipo del 20%, frente al 25% actual.

Durante el Debate sobre el Estado de la Nación, Zapatero indicó que esta medida también se aplicará a las pymes que mantengan el empleo en 2010 y, del mismo modo, tendrá su reflejo equivalente en el IRPF respecto a los autónomos que mantengan el empleo de sus asalariados.

El jefe del Ejecutivo afirmó que esta rebaja se aplicará únicamente para pymes y autónomos porque son los "principales generadores" de empleo, pero no pueden acogerse a los expedientes de regulación de empleo de suspensión, que se están relevando "útiles" para evitar la destrucción de empleo en las empresas medianas y grandes.

Zapatero defendió que se adopta ahora esta medida --y no antes-- porque es el escenario "menos desfavorable" en el que está entrando la economía española y es el momento para que esta medida pueda servir "verdaderamente de estímulo" para evitar la destrucción de empleo.

Asimismo, añadió que esta rebaja del Impuesto sobre Sociedades se une a los 30.000 millones de euros de reducción fiscal realizados entre 2008 y 2009 y que ha contribuido a que la presión fiscal de España, en el 33% del PIB, se sitúe por debajo del promedio europeo.

AUMENTO DEL DÉFICIT PÚBLICO TEMPORAL

Según Zapatero, la superación de la crisis requiere "repartir los esfuerzos y los sacrificios" y, por ello, añadió que la "ambiciosa política fiscal contracíclica" que está llevando a cabo el Gobierno implica asumir "de forma temporal" un nivel de déficit público, "que no sería aceptable en otras circunstancias".

"Esté déficit ha de ser, pues, plenamente consistente con los principios de estabilidad presupuestaria a medio y largo plazo que han guiado nuestra política fiscal desde nuestra primera legislatura", reiteró.

Por ello, anunció un nuevo recorte de 1.000 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado de 2009, que aprobará próximamente el Consejo de Ministros y que se unirá al recorte de 1.500 millones de euros que ya se aprobó el pasado mes de febrero.

El jefe del Ejecutivo explicó que los Presupuesto de 2009 ya supusieron un "significativo" descenso en el crecimiento del gasto, controlando la oferta de empleo público reduciendo los gastos corrientes y congelando las retribuciones de los altos cargos.

Asimismo, recordó que en el mes de febrero el Gobierno aprobó un recorte adicional del gasto por valor de 1.500 millones de euros, por lo que se habrán recortado un total de 2.500 millones en un mismo ejercicio, "el mayor esfuerzo de austeridad presupuestaria realizado nunca en democracia".