El Gobierno de Colom anuncian un plan de austeridad por la crisis financiera mundial

  • Guatemala, 11 may (EFE).- El Gobierno de Álvaro Colom anunció hoy un plan de austeridad en Guatemala, donde la recaudación tributaria caerá en 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2009 debido a la crisis financiera internacional.

El Gobierno de Colom anuncian un plan de austeridad por la crisis financiera mundial

El Gobierno de Colom anuncian un plan de austeridad por la crisis financiera mundial

Guatemala, 11 may (EFE).- El Gobierno de Álvaro Colom anunció hoy un plan de austeridad en Guatemala, donde la recaudación tributaria caerá en 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2009 debido a la crisis financiera internacional.

Según un acuerdo emitido por en Consejo de Ministros y publicado hoy en el Diario de Centroamérica (oficial), los ajustes al presupuesto de este año se deben a que los ingresos serán inferiores a los previstos debido a la crisis.

Las autoridades financieras guatemaltecas estiman que durante 2009 se dejarán de percibir más de 6.000 millones de quetzales (742,25 millones de dólares) en impuestos.

Las "normas de austeridad y contención del gasto público para el ejercicio fiscal 2009", decretadas por el Gobierno, establecen montos máximos que los ministerios podrán gastar entre mayo y agosto próximo con el propósito de ajustar el presupuesto a lo que dejará de percibir el fisco.

El techo presupuestario fijado para ese periodo es de un poco más 13.362 millones de quetzales (1.653,75 millones de dólares), según al acuerdo, que también congela la mayoría de plazas vacantes y suprime la posibilidad de otorgar bonificaciones y ascensos en el Estado.

Los únicos ministerios que pueden otorgar plazas de empleos son los de Gobernación (Interior), Salud Pública y Educación.

Las instituciones públicas, señala, deben dar prioridad al pago de las remuneraciones (sueldo de los trabajadores) y evitar gastos en adquisición de edificios, arrendamientos, equipo de oficina, transporte o comunicaciones.

También que disminuyan los gastos relacionados con los servicios que no sean imprescindibles como la telefonía, viajes y viáticos al exterior, alimentos, papel de escritorio, útiles de oficina y combustible.

El Ministerio de Finanzas Públicas, sostiene el acuerdo, queda facultado para denegar de oficio cualquier modificación presupuestaria a las instituciones públicas.

Por ejemplo, a la cartera de Gobernación, responsable de la seguridad interna, se le fijó un techo máximo de gastos por 954,54 millones de quetzales (118,13 millones de dólares) para mayo-agosto de 2009.

Mientras que al ministerio de Salud Pública le aprobaron 1.125,86 millones de quetzales (139,33 millones de dólares).