Junta andaluza incluye 170 millones en las cuentas de 2009 como compensación del Estado al suprimir el Impuesto de Patrimonio

SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán explicó que la Junta de Andalucía contempla en los presupuestos para este año 170 millones de euros en concepto de compensación del Estado por la supresión del Impuesto de Patrimonio. En su comparecencia en comisión parlamentaria, Griñán precisó que esta cantidad, que son los últimos datos de recaudación en Andalucía correspondientes a 2008, supone un cálculo aproximado y la compensación "no sólo para un año, sino de manera permanente, desde 2009, en adelante", por lo que dijo que "es necesaria la plena integración de la compensación en el nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas, que deberá tener unas reglas de evolución en el tiempo". Griñán destacó que la Junta previó, "y así se recoge en los presupuestos, que el Gobierno compense a Andalucía por la supresión de este impuesto". Recordó que la supresión del Impuesto de Patrimonio supone una compensación por parte del Gobierno central a las comunidades autónomas, "siguiendo el principio de lealtad institucional" en cumplimiento de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca). Griñán, que se mostró en contra "ni de bajar ni de subir impuestos", recordó que ningún país posee este impuesto "y sólo existe el impuesto de grandes fortunas en Francia". El vicepresidente segundo se refirió al compromiso del Ministerio de Economía y Hacienda con todas las comunidades Autónomas recogido en al acta del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado 8 de octubre en el sentido de que una vez se determine la cantidad que le corresponde a cada una por la eliminación de este impuesto, se liquidará con cargo a un gasto extraordinario en un decreto-ley. Por último, Griñán destacó la supresión supondrá "una minoración momentánea" de los ingresos de la comunidad autónoma, ya que se trata de un impuesto cedido, e insistió que esta bonificación es aplicable desde el 1 de enero de 2008, "por lo que no se tiene que declarar el impuesto en este año". CRÍTICAS DE IU Por su parte, el diputado de IU Pedro Vaquero lamentó la supresión del Impuesto de Patrimonio, que supone "una concesión a la ideología neoliberal de la derecha", y que "ha sido el corolario de aquella máxima de que rebajar impuestos también es de izquierdas". "Ahora más que nunca es necesario rectificar en esa supresión y también en política fiscal, porque ahora más que nunca hace falta más dinero, es momento de invertir desde lo público", agregó Vaquero, quien abogó por reintroducir el citado impuesto o sustituirlo por un impuesto para las grandes fortunas. Además reivindicó que "se cumpla a tiempo" la entrega de la compensación por la referida supresión fiscal y que se pueda recibir esta compensación antes de junio. Vaquero, tras reconocer que el Gobierno argumentó para la supresión de Patrimonio que "suponía un gravamen sobre el ahorro y su eliminación permitiría una mayor renta disponible", pero consideró que "no ha tenido razón de ser esa supresión" y apuntó que "si se quería que cumpliera su cometido se podría haber hecho una reforma para seguir gravando en la riqueza patrimonial de los que tiene más riqueza tienen, pero simplemente se ha suprimido".