La caída de transmisiones patrimoniales rebaja un 5% el cálculo de recaudación de la Xunta por impuestos indirectos

Touriño alerta de que los primeros datos del precios industriales en 2009 revelan un "impacto" en el naval y la automoción SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS) La recaudación prevista por la Xunta en impuestos indirectos para 2008 cayó un 5 por ciento debido, "sobre todo" al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados --se redujo un 28 por ciento--, que "tiene que ver directamente con la vivienda", aseguró el presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño. El jefe del Ejecutivo gallego indicó, tras la reunión del Consello de la Xunta, que el descenso en la recaudación en este concepto es "transmisión directa de la caída del mercado inmobiliario". En este sentido, el descenso se vio compensado parcialmente con una subida del 6 por ciento en el IVA. Así se refleja en el informe sobre la liquidación del presupuesto de la Xunta, uno de los tres debatidos en la reunión del Gobierno de hoy y que provocaron que la misma se alargase "más de lo normal". Touriño consideró que "se cumplió y algo más que se cumplió" la previsión presupuestaria general, ya que los objetivos fueron superados "ligeramente". El presidente gallego en funciones apuntó que los ingresos presupuestados eran de 11.082 millones de euros, mientras que los liquidados ascendieron a 11.090 millones. "Por lo tanto, la parte más complicada de los presupuestos funcionó razonablemente en 2008" y permitió hacer un "muy fuerte esfuerzo de inversión real", que alcanzó los 1.362 millones de euros --un 8 por ciento más que en 2007--. Al hilo de ello, Touriño insistió en que Galicia "continuó haciendo un importante" esfuerzo de capitalización y señaló que las inversiones productivas y las transferencias de capital representaron el 4,9 por ciento del PIB gallego. Con respecto a los impuestos directos, la recaudación fue del 120 por ciento, a consecuencia del crecimiento del 18 por ciento en el IRPF, el 43 por ciento del impuesto de sucesiones y el 25 por ciento del de sociedades, dijo Touriño. DÉFICIT Por otra parte, vinculó el "déficit extremadamente moderado", que fue del 0,36 por ciento del PIB en 2008 --202 millones de euros-- a la "posición negativa del Estado a hacer anticipos de gasto" en el contexto actual. En este sentido, hizo referencia precisamente al anticipo sanitario de 241 millones de euros que "no se percibieron" pero sí aparecían en los presupuestos elaborados por el Ejecutivo autonómico, y agregó que el déficit en el Estado fue del 2,74 por ciento y en el conjunto de las comunidades del 1,45 por ciento. Los gastos de la Xunta ascendieron a 11.292 millones de euros, lo que supone un 90,8 por ciento de ejecución del presupuesto elaborado. DEUDA Con respecto a la deuda, el informe presentado hoy en el Consello de la Xunta señala que asciende a cerca de 4.000 millones de euros y representa el 6,9 por ciento del PIB de la Comunidad gallega. El máximo responsable del Ejecutivo autonómico comparó la situación actual, en la que Galicia es la cuarta comunidad en deuda, con la de 2004, cuando era "la tercera", de lo que concluyó que "a pesar de la crisis" se registró una "mejora ligera". "Si quitamos las tres autovías contratadas por el PP --la de Brión, la de O Salnés y la de O Barbanza--", que, por el sistema de contratación fueron computadas como déficit, "la deuda sobre el PIB habría sido sensiblemente menor" y habría pasado de un 7,6 en 2004 a un 6,5 por ciento. "En todas las nuevas contrataciones se ha evitado este problema", afirmó. Además, explicó que el coste financiero de la deuda estuvo, en años anteriores, por encima del Euríbor, pero a partir de 2007 el conste de financiación se redujo. ACTIVIDAD ECONÓMICA Touriño admitió que durante el 2008 el crecimiento de la economía gallega sufrió una "desaceleración" y se produjo un "desplome importante", pues se pasó de crecer al 4 por ciento en 2007 a un 1,8 por ciento el pasado ejercicio, según se desprende de los datos de la Contabilidad de las Regiones del Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, insistió en que Galicia lideró el crecimiento de las comunidades autónomas entre 2005 y 2008 y reiteró que fue la tercera comunidad al cierre del año pasado. "En los últimos cuatro años la economía fue capaz de invertir la situación de fases precedentes", una avance basado, a su juicio, en el sector industrial, "que soportó en gran medida el crecimiento", y en el de los servicios. En este sentido alertó de que los primeros datos referidos a 2009 del Índice de Precios Industriales (IPI) reflejan un "impacto" en dos sectores de la actividad industrial, el naval y el del automóvil, que están "repercutiendo de manera importante" en la producción y en las exportaciones.