La Casa Blanca prevé un déficit fiscal más alto de lo calculado inicialmente

  • Washington, 11 may (EFE).- El déficit presupuestario para este año fiscal en Estados Unidos será de 89.000 millones de dólares más que lo calculado inicialmente, debido a la mala situación económica, reveló hoy la Casa Blanca.

La Casa Blanca prevé un déficit fiscal más alto de lo calculado inicialmente

La Casa Blanca prevé un déficit fiscal más alto de lo calculado inicialmente

Washington, 11 may (EFE).- El déficit presupuestario para este año fiscal en Estados Unidos será de 89.000 millones de dólares más que lo calculado inicialmente, debido a la mala situación económica, reveló hoy la Casa Blanca.

Según los datos dados a conocer hoy, el déficit alcanzará ahora los 1,84 billones de dólares para el año fiscal 2009, lo que representa un 12,9 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Los cálculos iniciales de la Casa Blanca, dados a conocer en febrero, habían apuntado a un déficit de 1,75 billones de dólares, el 12,3 por ciento del PIB.

El director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, Peter Orszag, indicó en su blog que la subida en el cálculo se debe a una disminución de los ingresos por impuestos del Estado ante la crisis económica y al aumento de los pagos de subsidios para los desempleados.

Orszag precisó que el Departamento del Tesoro calcula que este año y el que viene el Estado recibirá entre 30.000 y 50.000 millones de dólares menos que lo calculado inicialmente.

La Oficina de Gestión y Presupuesto también ha revisado al alza el déficit presupuestario del año fiscal próximo, que prevé que sea de 1,26 billones de dólares, el 8,5 por ciento del PIB.

Esa cifra es ahora 87.000 millones de dólares más alta que en febrero, cuando el cálculo era de 1,17 billones de dólares.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, había presentado una propuesta de presupuesto para el año próximo de 3,55 billones de dólares, que tras la revisión de ahora queda en 3,59 billones.

El Congreso de EE.UU. ha aprobado un presupuesto que coincide a grandes rasgos con la propuesta de Obama y pone el énfasis en la reforma sanitaria y educativa y la lucha contra el cambio climático.

En una medida para intentar responder a la preocupación causada por los altos niveles de déficit, el presidente estadounidense anunció la semana pasada una serie de recortes en programas federales que, afirmó, permitirán un ahorro de 17.000 millones de dólares.

Esos recortes, no obstante, suponen tan sólo cerca de un 0,5 por ciento del total presupuestado para 2010.

Obama también ha presentado una serie de medidas para evitar la evasión de impuestos.

A lo largo del día de hoy el presidente participará también en un encuentro para exponer cómo se puede hacer más eficiente el actual sistema sanitario y, con ello, ahorrar más dinero público.