La recaudación brasileña en febrero cayó a su menor nivel en cuatro años

  • Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- La recaudación brasileña de impuestos en febrero sumó 45.106 millones de reales (unos 20.226,9 millones de dólares), con una caída del 11,53% frente al mismo mes del año pasado, el nivel más bajo desde mayo de 2005, informó hoy el Gobierno.

La recaudación brasileña en febrero cayó a su menor nivel en cuatro años

La recaudación brasileña en febrero cayó a su menor nivel en cuatro años

Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- La recaudación brasileña de impuestos en febrero sumó 45.106 millones de reales (unos 20.226,9 millones de dólares), con una caída del 11,53% frente al mismo mes del año pasado, el nivel más bajo desde mayo de 2005, informó hoy el Gobierno.

En la comparación con enero pasado, la recaudación en febrero se redujo en un 26,99 por ciento, según el boletín divulgado por la administración federal de impuestos.

La fuerte reducción de los tributos fue atribuida tanto a la bajada de la producción, afectada por la crisis global, como a los incentivos fiscales concedidos por el Gobierno precisamente para intentar estimular la economía.

Este fue el cuarto mes consecutivo de caída de los tributos recaudados por el Gobierno brasileño.

El total de la recaudación en los dos primeros meses del año sumó 106.548 millones de reales (unos 47.779,4 millones de dólares), lo que equivale a una caída del 9,11 por ciento en términos reales (ya descontada la inflación) frente al primer bimestre de 2008.

El valor recaudado en los dos primeros meses de este año es un 7 por ciento inferior al que había previsto el Gobierno para el período (114.300 millones de reales o 51.255,6 millones de dólares) en su presupuesto para este año.

El Gobierno ya anunció que está estudiando un recorte en los gastos previstos para este año para adecuarlos a los menores ingresos.

Según versiones de prensa, el Gobierno también analiza la posibilidad de reducir su meta de superávit primario este año para poder contar con más recursos para financiar las obras de infraestructura previstas.

Además de una fuerte caída en la producción industrial, una de las principales fuentes de ingresos para las arcas brasileñas, la recaudación en el primer trimestre también fue afectada por las medidas anunciadas el año pasado por el Gobierno para estimular las empresas en medio de la crisis internacional.

Varias de dichas medidas redujeron los impuestos, principalmente los cobrados sobre los automóviles.

La recaudación del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) que incide sobre la producción de automóviles, por ejemplo, cayó un 92,5 por ciento en febrero en comparación con el mismo mes del año pasado.