Mas augura más centralismo y otro retraso de la financiación si se reforma el Gobierno

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente de CiU, Artur Mas, auguró hoy más centralismo y el "enésimo" retraso en las negociaciones del modelo de financiación si finalmente se remodela el Gobierno central.

En rueda de prensa tras la ejecutiva de CDC, no quiso analizar los posibles cambios en el Ejecutivo, aunque dejó claro que "no serían buenas noticias" para Cataluña, con un PSOE que "cierra filas" ante la crisis y la pérdida de apoyos en el Congreso.

Respecto a los nombres que suenan, destacó a la posibilidad de dirija el Ministerio de Economía Elena Salgado, una persona "con una dura relación con Cataluña", y con una posición "centralista", al igual que el aún presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco.

Todo apunta a actitudes "claramente centralistas", indicó Mas, que subrayó que Cataluña no puede esperar más para cerrar la financiación, porque el tiempo en crisis es "oro". "Ahora ya no valen excusas para hacernos esperar más, ni remodelaciones de gobierno, ni elecciones europeas ni vacaciones de verano", remarcó.

Además, constató que el PSOE y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no han sido muy hábiles con este asunto, al filtrarse la noticia cuando Zapatero ni siquiera estaba en España.

Mas pidió centrarse en aprobar medidas contra la crisis, y recordó la iniciativa para luchar contra la morosidad que CiU defiende en las Cortes, con el objetivo de que las administraciones paguen a 30 días. No aprobar esta propuesta sería, en su opinión, "absolutamente escandaloso".

Al preguntarle por las propuestas del PP, el también secretario general de CDC hizo hincapié en que la federación no tendrá ningún problema en apoyar cualquier medida de cualquier grupo siempre y cuando sirva para ayudar al tejido productivo y también tenga en cuenta las posiciones de los nacionalistas.

"Escucharemos a todos y votaremos al lado de quien sea necesario", argumentó el líder de CiU, que dijo no tener "ningún inconveniente" en votar a favor de propuestas del PP, del PSOE o del PNV.

Lanzó un último mensaje a Zapatero, apuntando que las cosas irían mejor si destinaran las mismas energías a afrontar la crisis que a "buscar ciertas fotografías", en referencia a la que se hizo tras su reunión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.