Toxo dice que el superávit de la Seguridad Social hasta marzo demuestra la solvencia del sistema

Cree que el diálogo social no está bloqueado y que no es el momento para que los oportunistas intenten acabar con los derechos laborales

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, aseguró hoy que el superávit que ha registrado la Seguridad Social en el primer trimestre (8.249,2 millones) demuestra la solvencia del sistema y la necesidad de seguir fortaleciéndolo frente a los que auguran su quiebra.

Así lo puso de manifiesto Toxo en declaraciones a los medios antes de intervenir en una Asamblea de delegados de CC.OO., donde explicó que la bajada del superávit en los tres primeros meses del año es "normal" y se debe al incremento del paro, a la pérdida de cotizantes, a las bonificaciones a la contratación y al aplazamiento de pagos autorizado por la Seguridad Social.

"Me extraña que alguien se extrañe", señaló Toxo, quien aseguró que aquellos que hablan de la quiebra del sistema están preparando un escenario para transformar el actual modelo de Seguridad Social en uno más próximo al sistema privado. "Ya se intentó en 1995 y no ha quebrado el sistema en el año 2002 como decían entonces. Tenemos un sistema muy consolidado y ahora lo que hay que hacer es seguir trabajando", añadió.

Preguntado por la evolución del diálogo social que mantiene el Gobierno con los agentes sociales, Toxo rechazó la posibilidad de que el proceso esté "bloqueado", y aseguró que se está hablando en determinadas mesas sobre temas que quizá para el gran público son "colaterales" a la situación de crisis económica y que tienen más que ver con la regulación o la formación profesional, entre otras cosas.

Recordó además que CC.OO. está intentando lanzar una "fuerte iniciativa" para promover un Pacto de Estado sobre la economía y el empleo porque es, a su parecer, la manera de encarar la situación de crisis y los efectos de la misma en España. "Parece que hay gente que está deshojando la margarita, dramatizando sobre la situación del país y colocando el escenario de salida de la crisis en un terreno donde no está", indicó.

Según Toxo, estas posturas están dificultando que el diálogo social adquiera la velocidad "adecuada" y los compromisos necesarios para encarar la crisis económica. "No es el momento para que los oportunistas pretendan llevarse los derechos de los trabajadores por delante en forma de reforma laboral regresiva, o deteriorando nuestro sistema de protección social", subrayó.

A su parecer, en la medida en que los agentes sociales entiendan este mensaje, el Gobierno y los interlocutores podrán encarar el proceso de diálogo social de otra manera y con otra velocidad, que es lo que realmente demanda el país. "Espero que se entienda rápido", añadió.

Sobre el encuentro que se celebra hoy y que se enmarca en la XIV jornada mundial sobre la salud y la seguridad en los centros de trabajo, Toxo explicó que CC.OO. quiere dedicar la sesión, sobre todo, a las enfermedades profesionales, un fenómeno muy presente en el ámbito de las empresas y "escasamente reconocido".

En este sentido, el líder sindical recordó que hace apenas un año se acordó en el seno del diálogo social el catálogo de enfermedades profesionales, pero consideró que el nivel de reconocimiento en los servicios médicos todavía es "escasísimo", lo que obliga a los sindicatos a seguir denunciando la "insoportable frecuencia" de los accidentes de trabajo.

800 TRABAJADORES FALLECIDOS EN 2008.

"Parece como si la crisis lo oscureciese todo, pero la cruda realidad del mundo laboral se sigue manifestando", indicó, tras recordar que sólo en el año 2008 fallecieron más de 800 trabajadores en accidente de trabajo y que las cifras de 2009 apuntan a una frecuencia "similar" que pone de manifiesto que aún queda mucho recorrido por hacer.

Finalmente, Toxo recordó que CC.OO. celebrará hoy mismo una reunión en el Ministerio de Sanidad a la que finalmente no acudirá la nueva ministra, Trinidad Jiménez, pero a la que sí acudirán funcionarios de otro nivel, y en la que el sindicato hará entrega de un documento de denuncia sobre la situación de las enfermedades y de exigencia de colaboración a las administraciones.

MANIFESTACIÓN DEL 1 DE MAYO.

Por su parte, el secretario general de CC.OO. Madrid, Javier López, se refirió a la concentración que se celebrará en Madrid el 1 de mayo como motivo del Día del Trabajador, y dijo que la responsabilidad de la concentración será situar a las administraciones ante el compromiso que necesitan los trabajadores para salir adelante ante la crisis económica.

Asimismo, López aseguró que el uno de mayo se reclamará también al Gobierno regional que atienda a las familias madrileñas y al tejido industrial de la capital, porque la crisis ha empezado a golpear al "núcleo duro" de la producción madrileña, "Creemos que el Gobierno regional tiene una responsabilidad en este sentido", señaló, tras asegurar que también reclamarán a los empresarios madrileños que dejen de abordar la crisis intentando salvar los beneficios empresariales.