El cardenal Rodríguez se opone a cuarta urna para la Constituyente en Honduras

  • Tegucigalpa, 4 abr (EFE).- El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, expresó hoy su oposición a la cuarta urna que pretende instalar el presidente de su país, Manuel Zelaya, para consultar al pueblo si quiere una Asamblea Nacional Constituyente.

El cardenal Rodríguez se opone a cuarta urna para la Constituyente en Honduras

El cardenal Rodríguez se opone a cuarta urna para la Constituyente en Honduras

Tegucigalpa, 4 abr (EFE).- El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, expresó hoy su oposición a la cuarta urna que pretende instalar el presidente de su país, Manuel Zelaya, para consultar al pueblo si quiere una Asamblea Nacional Constituyente.

Zelaya impulsa una "consulta popular" para que los hondureños decidan si quieren o no una reforma a la Constitución, para lo que votarían en una cuarta urna en las elecciones generales de noviembre próximo.

Las otras tres urnas serán para escoger presidente, diputados y alcaldes.

Rodríguez indicó a periodistas que "una consulta popular siempre es buena", pero que la pregunta que surge es "por qué ahora, por qué tanta prisa, si los problemas más importantes de Honduras son el desempleo, la pobreza y la crisis financiera mundial".

"Queremos que se nos diga la verdad, qué es lo que se quiere", enfatizó el religioso, quien además citó que "cuando se ven nubes quién cree que no va a llover".

En ese sentido, "hay alguien que no nos quiere decir la verdad", enfatizó el cardenal, en alusión al presunto deseo de Zelaya de modificar la constitución nacional para seguir en el poder.

Al respecto, Rodríguez expresó que está en contra de un eventual continuismo en Honduras.

Acerca de las versiones que apuntan a que Zelaya quisiera seguir en el poder, Rodríguez dijo que, de ser cierto, "eso es un error" y que "eso no lo aceptaría el pueblo".

"El poder es para servir, pero el que quiere el poder para servirse, ofende a Dios", acotó el prelado durante una marcha con jóvenes que hoy protestaron en Tegucigalpa contra la violencia en Honduras y el secuestro de dos estudiantes, un niño y una adolescente, de colegios bilingües en la capital.

Zelaya quiere convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que reforme la actual Carta Magna, que data de 1982, pero para algunos sectores, incluso altos funcionarios de su Gobierno, no es más que una maniobra del presidente para seguir en el poder.

El mandatario ha dicho que no intenta prolongar su mandato más allá del 27 de enero de 2010, cuando concluye su periodo de cuatro años, pero con la Constituyente pretende abolir los artículos pétreos de la actual Constitución que prohíben la reelección bajo cualquier modalidad.

Los comicios de noviembre próximo serán los octavos consecutivos desde 1981, cuando el país retornó a la democracia tras casi dos décadas de regímenes militares.