Granda sigue al frente de la UGT con el apoyo del 51,16% de los votantes del Congreso y ningún voto en contra

Pide a la banca que haga "lo que sabe: prestar dinero" y a los empresarios que "aguanten el pulso" a la crisis

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Unión de Trabajadores, Javier Granda, seguirá al frente del sindicato (presumiblemente los próximos cuatro años), tras lograr el 52,16 por ciento de los votos a favor del Décimo Congreso Regional de UGT, y ninguno en contra.

Granda llegó a la secretaria general de UGT hace dos años, en un congreso extraordinario y tras la marcha del entonces líder de UGT, Carmelo Cabezón, quien decidió emprender carrera política con el PSOE para el Ayuntamiento de Logroño.

En esta ocasión, y con la suya como la única candidatura presentada al congreso para la Comisión Ejecutiva, Granda logró 66 votos a favor de 129 (de los 130 convocados), y 63 votos en blanco. La Comisión de Control fue respaldada por el 83,72 por ciento (el resto en blanco); y la Confederal por el 89,39 por ciento (también sin negativas).

Tras ser recibido por un auditorio en pie, inundado de aplausos, el renovado secretario general comenzó su discurso haciendo referencia al 48,84 por ciento de los asistentes que habían votado en blanco y les reprochó las "caras" que ponían.

Granda les invitó a "incorporarse un poco". "Os veo hundidos en las sillas", indicó. Granda consideró que "el resultado del Congreso es el que es" y afirmó que, en su opinión, ante momentos de dificultades "un ugetista debe mirar fuera, que es donde están los problemas". Sin embargó, opinión que lo que había ocurrido era que algunos habían mirado "excesivamente hacia dentro".

Frente a esto, no obstante, anunció que iba a empezar a trabajar esa misma tarde en la "lucha por la defensa de los trabajadores y las trabajadoras"; todo "con independencia del resultado del congreso", y esperando contar con todos y cada uno de los asistentes

Pasando de "página", el secretario general de UGT miró al futuro y pidió, en primer lugar, a la empresa que "aguante el pulso" a la crisis, y rechazó que ésta se cargue sobre los trabajadores, con despidos.

Desde la "lealtad", consideró que el sindicato debe entrar en las empresas para que los trabajadores colaboren en ver "cómo se pueden sacar adelante", y obtener, a cambio, reconocimientos laborales. Algo que UGT hará a través de la negociación colectiva.

Además, el responsable de UGT estuvo de acuerdo con los empresarios en que la banca "debe hacer lo que sabe: prestar dinero". Así, recordó las palabras del responsable de la Cámara de Comercio, en la que hablaba de movilizarse si no se facilitan créditos a las empresas.

"La banca tiene que cumplir con su función, que es prestar dinero a las empresas para que generen empleo y a los trabajadores para que cubran sus necesidades", dijo.

Otro reto del sindicato, anunció, y ya en relación con los gobiernos regional y nacional, serán los trabajadores que se queden sin cobrar ningún tipo de prestación social.

NUEVA SECRETARIA DE ORGANIZACIÓN

Junto a Granda, estarán en la Ejecutiva Maite Gómez, como secretaria de Organización en sustitución de Fernando Lamata, y principal novedad. Su puesto en Igualdad lo ocupará otra nueva incorporación, Teresa Rodríguez, que también será responsable de Formación.

En una Ejecutiva que se reduce de nueve a siete caras, en una busca de austeridad, se encontrarán, también, Juan Luis Gómez, como tesorero; Cristina Antoñanzas, Empleo y Salud Laboral; Javier Alonso, Rioja Alta; y Carlos de la Riva, Rioja Baja. Desaparece Acción Sindical, para incluirse en Empleo, y Formación como secretaría independiente.