La misión de la OEA concluye hoy la verificación "in situ" en la frontera ecuatoriana

  • Quito, 18 mar (EFE).- Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que desde el pasado lunes recorre la zona limítrofe ecuatoriana con Colombia para verificar la situación de inseguridad concluirá hoy su observación en el área fronteriza de la provincia amazónica de Sucumbíos.

La misión de la OEA concluye hoy la verificación "in situ" en la frontera ecuatoriana

La misión de la OEA concluye hoy la verificación "in situ" en la frontera ecuatoriana

Quito, 18 mar (EFE).- Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que desde el pasado lunes recorre la zona limítrofe ecuatoriana con Colombia para verificar la situación de inseguridad concluirá hoy su observación en el área fronteriza de la provincia amazónica de Sucumbíos.

Así lo informó hoy la cancillería ecuatoriana en un comunicado en el que evalúa la labor que realiza esa misión internacional, que también ha visitado varios poblados fronterizos de las provincias de Carchi (andina) y Esmeraldas (costa).

La delegación de la OEA, liderada por el embajador boliviano Víctor Rico, recorrerá hoy las localidades General Farfán, Puerto Nuevo, Puerto Mestanza y El Palmar, situadas junto a la divisoria en Sucumbíos.

Tras concluir su verificación "in situ", la misión de la OEA regresará a Quito y prevé reunirse con autoridades del Gobierno y con mandos militares y presentar el próximo sábado un informe preliminar de sus observaciones.

El objetivo de dicha observación es "verificar los problemas de inseguridad ciudadana, desplazamientos humanos y las afectaciones a la forma de vida de las poblaciones fronterizas provocados por las condiciones de violencia que afectan a la frontera sur de Colombia", señala la cancillería.

La visita de la comisión se inscribe en la misión de "buenos oficios" que asumió la OEA el 17 de marzo de 2008, cuando Ecuador denunció un ataque militar colombiano contra su territorio.

El 1 de marzo del año pasado, las Fuerzas Militares colombianas bombardearon un sitio en la selva amazónica ecuatoriana, conocido como Angostura, donde la guerrilla de las FARC había construido un campamento clandestino.

En esa operación fallecieron unas 26 personas, entre ellas el ex jefe rebelde "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro universitarios mexicanos.

Dos días después del ataque, Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia por considerar a esa operación como una violación a su soberanía.

La OEA asumió la labor de "buenos oficios" para intentar superar la ruptura de relaciones diplomáticas, que aún se mantiene.