Las autoridades electorales reconocen que la participación no fue masiva

  • Santo Domingo, 19 abr (EFE).- Las autoridades electorales de Haití reconocieron hoy que la participación en las elecciones parciales al Senado no fue masiva, aunque indicaron que aún no es posible ofrecer datos sobre el índice de participación.

Santo Domingo, 19 abr (EFE).- Las autoridades electorales de Haití reconocieron hoy que la participación en las elecciones parciales al Senado no fue masiva, aunque indicaron que aún no es posible ofrecer datos sobre el índice de participación.

"El pueblo votó, pero no en masa", dijo el presidente del Consejo Electoral Provisional (CEP), Frantz Gerard Verret, quien responsabilizó en parte a los partidos políticos por la falta de iniciativas para movilizar a más votantes.

Sobre los incidentes ocurridos hoy, el director general de este organismo, Pierre Louis Opont, informó de que durante la madrugada previa a la apertura de los centros de votación, un empleado del CEP resultó herido de bala en Mirebalais (este) y se encuentra hospitalizado, aunque estable.

En esta ciudad se produjeron posteriormente otros altercados que, unidos a los registrados en otros puntos de la zona, como Saut d'Eau y Lascahobas, motivaron la suspensión de las votaciones en el departamento de Plateau Central.

Todavía no se conoce la fecha en la que se repetirán las elecciones en el Plateau Central.

Los resultados de las elecciones consideradas "buenas" por el presidente del organismo se darán a conocer en los próximos días.

El CEP está a la espera de recibir informes sobre los hechos ocurridos en Verret (norte), donde se produjeron varias peleas entre representantes de candidatos y agresiones a miembros de mesas electorales.

A partir de los resultados de esos informes, el Consejo decidirá si ordena la repetición de las votaciones en esta región.

El responsable del CEP elogió, por otro lado, el "comportamiento ciudadano" del partido Familia Lavalas, que se mantuvo al margen de los incidentes, según dijo.

Esta formación había llamado a la población a boicotear las elecciones tras haber sido apartado de ellas por no acogerse a la ley electoral, pero había asegurado que el boicot sería pacífico.