Observadores de la UE se desplazarán mañana a diversas provincias ecuatorianas

  • Quito, 3 abr (EFE).- Un grupo de 40 observadores de la Unión Europea (UE) se desplazará mañana a las diferentes provincias de Ecuador para comenzar la supervisión de las elecciones generales que se celebrarán el próximo 26, informó hoy Idoia Aranzeta, jefa adjunta de la misión de la UE.

Observadores de la UE se desplazarán mañana a diversas provincias ecuatorianas

Observadores de la UE se desplazarán mañana a diversas provincias ecuatorianas

Quito, 3 abr (EFE).- Un grupo de 40 observadores de la Unión Europea (UE) se desplazará mañana a las diferentes provincias de Ecuador para comenzar la supervisión de las elecciones generales que se celebrarán el próximo 26, informó hoy Idoia Aranzeta, jefa adjunta de la misión de la UE.

Los observadores, procedentes de casi todos los países de Europa, recibirán hoy capacitación técnica para hacer el seguimiento del proceso electoral y mañana se dispersarán por las diferentes regiones del país andino.

El grupo, denominado observadores de largo plazo, tendrá "un objetivo importante sobre el uso de recursos públicos a nivel nacional y local y, sin ninguna duda, si hay alguna violación será recogida por nuestras recomendaciones", afirmó la representante europea en una entrevista con Radio Quito.

Aranzeta explicó que "las misiones de la UE tienen el objetivo de observar los procedimientos de acuerdo con los estándares internacionales, regionales si los hubiera y, por supuesto, de acuerdo con las leyes propias de los países".

Por tanto, la misión de la UE realizará su observación de acuerdo a los convenios que Ecuador ha firmado, señaló.

Asimismo, Aranzeta explicó que también se han seleccionado diversos medios de comunicación escritos y electrónicos para observar "la equidad y otros aspectos no tan cuantitativos, como el tono de lo que los actores políticos dicen y el papel de los medios en el proceso electoral".

Se analizan "los diferentes programas que ofrecen los actores políticos, si están centrados en el objeto de la elección, también cómo el ciudadano percibe esas elecciones o el aspecto del trato respetuoso que se da, que hace que una elección sea más tranquila o agresiva", añadió la jefa adjunta de la misión.

Según explicó, la UE no se hace partícipe del proceso electoral, que es "absolutamente ecuatoriano", y remarcó que el principio bajo el cual trabaja la misión es "siempre de no intervención".

"Esperaremos a que finalice el proceso para hacer una valoración lo más objetiva posible", dijo Aranzeta tras calificar las elecciones del 26 como "complejas, porque hay muchísimos niveles de elección, lo que requiere un esfuerzo logístico y operacional tremendo".

En los comicios se elegirán a casi 6.000 representantes públicos además de presidente y vicepresidente, ya que se renovarán los cargos de la Asamblea Nacional, alcaldías y concejalías y prefecturas y viceprefecturas provinciales.

"Supone un reto para una administración electoral que se acaba de establecer hace pocos meses. Vamos a ver cómo se asume ese reto, que en principio lo vemos con optimismo", señaló.