Secretario general OEA desaprueba cómo se hicieron cambios en Gobierno cubano

  • Santiago de Chile, 6 mar (EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó hoy en Santiago su desacuerdo con el modo cómo se produjo a principios de semana la remodelación del Ejecutivo cubano, que acarreó la destitución de ocho ministros.

Los equipos de Costa Rica cederán jugadores nueve días antes del partido ante México

Los equipos de Costa Rica cederán jugadores nueve días antes del partido ante México

Santiago de Chile, 6 mar (EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó hoy en Santiago su desacuerdo con el modo cómo se produjo a principios de semana la remodelación del Ejecutivo cubano, que acarreó la destitución de ocho ministros.

"Respecto al método (de la reestructuración), algunas prácticas a uno no le gustan, con cartas de renuncia y actos de constricción que se realizan... es un poco complicado, preferiría que no ocurriera", dijo Insulza, quien pese a todo recalcó que "cualquier gobierno puede cambiar sus autoridades".

El político se pronunció tras reunirse con el canciller chileno, Alejandro Foxley, con quien abordó algunos de los temas que serán tratados en la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Trinidad y Tobago entre el 17 y el 19 de abril.

El presidente cubano, Raúl Castro, destituyó esta semana a ocho ministros, incluido el de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y retiró el cargo de secretario del Consejo de Ministros al vicepresidente Carlos Lage, en la reestructuración ministerial más importante de los últimos años.

Insulza abogó por una apertura política de los países de la región hacia Cuba, idea que ha percibido en sus conversaciones con representantes políticos de varios Estados.

"Lo he conversado en todos los países y en general hay una cierta idea de que es necesario variar las políticas respecto a Cuba. (...) Estados Unidos tiene mucho que decir, nadie tiene la intención de forzar las cosas ni de presionar a nadie, pero hay que mantener un diálogo", apuntó.

En otro tema, el secretario general de la OEA se refirió de nuevo a la resolución de 1962 por la que se expulsó a Cuba de este organismo y aseguró que "es un obstáculo que sería bueno remover para iniciar un diálogo en el marco multilateral con Cuba".

El político se mostró convencido de que la reestructuración del Gobierno cubano no tiene como finalidad propiciar su reintegración al organismo interamericano.

Aún así, apuntó que, en el supuesto que Cuba decida volver a formar parte de la OEA, deberá producirse "una discusión y una conversación, no será una cosa inmediata, son 50 años de ausencia".