Bolonia.- Unos 300 alumnos ocupan el Rectorado de la Universitat de Valencia para denunciar "represión" en las protestas

VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS) Unos 300 estudiantes ocuparon hoy el Rectorado de la Universitat de València (UV) durante unos 20 minutos para denunciar la "represión policial" que, a su juicio, se produjo la semana pasada en Barcelona y Mallorca durante las protestas estudiantiles contra el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido como Plan Bolonia, y para reclamar que se "depuren responsabilidades" por estas actuaciones policiales y se elimine la "criminalización" de los universitarios contrarios a la reforma. Los jóvenes, convocados por la Assamblea d'Estudiants de la UV, llevaron a cabo previamente una concentración a las 12.00 horas frente a la Facultad de Geografía e Historia. Pasadas las 12.15 horas, los universitarios decidieron, de manera "improvisada", aseguraron, avanzar hacia el Rectorado a través de la calzada de Blasco Ibáñez, por lo que la avenida quedó cortada en diferentes tramos durante unos 30 minutos. Los estudiantes llegaron a las puertas del Rectorado, donde leyeron varios manifiestos "en solidaridad con los hechos ocurridos en Barcelona los pasados 18 y 19 de marzo", según establece uno de los documentos. Posteriormente, se dirigieron a las dependencias del Rectorado sin que los agentes de la policía intervinieran en ningún momento. En este sentido, fuentes policiales indicaron que la marcha se produjo "sin incidentes" pese a que "no se había comunicado ni el recorrido, ni la entrada al Rectorado". Durante la protesta, los estudiantes mostraron pancartas en las que se leían lemas como 'Bolonya s'imposa a cops de porra. Nosaltres tenim els llibres, vosaltres les armes', 'Prou repressió al moviment estudiantil', 'No Bolonya. Solidaritat amb els companys de Barçelona'; y gritaron consignas como 'llibertat d'expressió, policia no', 'som estudiants, no delinquents', 'fora mercenaris de l'universitat', 'vosaltres feixistes sou els terroristes' y 'manos arriba, Bolonia es un atraco'. Un portavoz del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans, Adrian Martí, aseguró que el "detonante" de la concentración ha sido la "represión policial" ocurrida en Barcelona contra los estudiantes, que calificó de "descomunal". Asimismo, denunció que desde noviembre los estudiantes contra el proceso de Bolonia están sufriendo un "aumento" de la represión, por lo que exigió que "se depuren responsabilidades", no sólo policiales sino también dentro de la universidad, en referencia a aquellos que llamaron a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Además, Martí aseguró que si no se depuran responsabilidades habrá más movilizaciones porque, a su juicio, esto es "sólo el principio". Respecto a la decisión del Claustro de la UV de rechazar la convocatoria de referéndum sobre la implantación del EEES, el estudiante abogó por "continuar por otras vías", como sucedió con el referéndum "no institucional" celebrado en la Universidad de Lleida. En este sentido, anunció que cuando lo consideren "oportuno" plantarán las urnas en las facultades y realizarán un referéndum "lo más democrático posible, informando a todo el estudiantado para que pueda posicionarse".