Estudiantes anti-Bolonia se manifiestan mañana contra el plan en Catalunya

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS) El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y la Coordinadora de Asambleas de Estudiantes (CAE) han convocado para mañana una manifestación que se prevé polémica al no haber sido comunicada oficialmente a Dirección General de los Mossos d'Esquadra de la Generalitat. Además, la policía autonómica advirtió hoy que se prevé la infiltración de jóvenes violentos anti-sistema. La marcha tiene como objetivo protestar contra la implantación del Plan de Bolonia y criticar el desalojo de estudiantes de la Universitat de Barcelona (UB) por parte de los Mossos d'Esquadra el pasado miércoles, que finalizó con 82 heridos. El SEPC también llamó a los alumnos de otras ciudades a movilizarse. En Lleida, habrá una concentración a las 13 horas ante el Rectorado de la Universitat de Lleida (UdL); en Tarragona se manifestarán a las 18 horas, en la plaza Font de Tarragona; en Girona habrá una concentración a las 19 horas en la sede de ICV, y en Valencia se movilizarán a las 12 horas en la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de Valencia. Los estudiantes aseguraron en varias ruedas de prensa previas a la manifestación que tienen la intención de descender por La Rambla en el marco de la manifestación, algo que el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, ya prohibió explícitamente, y que los Mossos d'Esquadra consideran que se trata de una manifestación "no comunicada". Por ello, los alumnos iniciarán la marcha en la plaza Universitat a las 20 horas --para que puedan asistir todos aquellos que trabajan--, y descenderá por la calle Pelai hasta la plaza Catalunya, donde su intención es desviarse por La Rambla. Justamente hoy, varios grupos de alumnos ocuparon nuevamente tres facultades --la de Filosofía, Geografía e Historia de la UB, la de Derecho de la UB y la de Educación de la Autònoma (UAB)-- para protestar contra el desalojo de la UB y pedir la paralización del plan. Hoy también se vivieron momentos de tensión en la UAB cuando un centenar de estudiantes rompió la puerta de entrada del Rectorado y realizó pintadas por la hospitalización del universitario en huelga de hambre desde hace un mes, Tomàs Sayés. UNA SEMANA DESPUÉS Esta protesta tendrá lugar una semana después de varias cargas policiales contra la cincuentena de estudiantes de la UB que fueron desalojados, así como contra unos 2.000 jóvenes que al anochecer se manifestaron por la Vía Laietana de Barcelona en una protesta que terminó con 82 heridos, siete detenidos y 16 denunciados por delitos y faltas de desobediencia grave. Esta situación desató una tormenta política entorno a las responsabilidades de las cargas, y que el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, enviara una carta de apoyo a los agentes policiales en la que les pedía que no se desanimaran. En la manifestación del miércoles por la mañana, el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) atendió 'in situ' a 12 mossos y a 12 manifestantes, de los que sólo dos tuvieron que ser derivados a centros médicos. Por la noche, atendió a 34 mossos y a 24 manifestantes, seis de los cuales fueron trasladados a centros sanitarios. También confirmaron que el niño de diez años agredido por los Mossos junto a su familia en la Via Laietana, fue atendido por una "contusión simple" en la barbilla.