ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Rosique (PSOE) pide a Salvador Marín que explique en la Asamblea la situación actual y real de Sabic

MURCIA, 9 (EUROPA PRESS) La diputada regional socialista, Teresa Rosique, ha solicitado la comparecencia en la Asamblea Regional del consejero de Universidades, Empresa e Innovación, Salvador Marín, para que explique cuál es la situación real de la empresa Sabic, antigua General Electric, radicada en la diputación cartagenera de La Aljorra. Rosique explicó que su iniciativa "obedece a las noticias aparecidas sobre un posible Plan de reestructuración que la empresa justifica como consecuencia de la caída de las ventas de plástico en un 35 por ciento por la crisis", según informaron fuentes del PSOE en un comunicado. En 2007, la multinacional estadounidense General Electric vendió al grupo petroquímico saudí Sabic su factoría de Cartagena y, en aquel momento, el compromiso fue q"ue Sabic mantendría sus inversiones y todos los empleos, no sólo los directos sino también los indirectos, e incluso llegó a anunciar que contrataría a 4.000 empleados", explicó la diputada. Ese mismo año, según Rosique, la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, anunció que la citada empresa "estaba muy interesada en ampliar su inversión en Cartagena, a lo que añadió que el ministro de Industria de Arabia Saudí le había comunicado que no quería sólo la planta de plásticos, sino tener en Cartagena un centro de actividad económica y financiera muy importante". Asimismo, la entonces consejera de Economía, Empresa e Innovación, Inmaculada García, mostró su "gran satisfacción" del Gobierno regional ya que los saudíes, según decía "han garantizado las continuas inversiones en la Comunidad". El Grupo Parlamentario Socialista consideró que el Gobierno regional "debe estar perfectamente informado de la situación actual de esta empresa, de las consecuencias de ese posible plan de restructuración habida cuenta de las importantes subvenciones que esta empresa ha recibido desde su ubicación en Cartagena". "El Partido Socialista considera imprescindible el mantenimiento de los 700 empleos, más en estos momentos de crisis, tal y como se comprometieron tanto la antigua General Electric como los nuevos propietarios de la multinacional cuando se produjo la venta de la planta de La Aljorra", concluyó.