Sevilla.- La Diputación espera crear unos mil empleos con la aplicación de los fondos Feder

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) Tras la constitución de las mesas territoriales para la distribución de los fondos de cohesión Feder de la Unión Europea, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, anunció hoy que su aplicación supondrá la creación de mil nuevos empleos entre junio de 2009 y diciembre de 2010. Rodríguez Villalobos, acompañado por la diputada y el director del área de Turismo e Innovación, Dolores Bravo y Enrique Rodríguez, respectivamente, ha desmenuzado acciones en los seis ejes de actuación, que pasan por potenciar la sociedad del conocimiento, la promoción económica, la mejora de la sostenibilidad y la movilidad, la rehabilitación de fortalezas medievales y la construcción de centros para la igualdad. En este último apartado, el mandatario provincial ha ofrecido el dato de que se construirán 17 centros de este tipo "que complementarán programas y actuaciones que ya llevamos a cabo desde Diputación, como lo son el proyecto Ribete, la dinamización infantil y comunitaria, el aula de la experiencia para mayores, programas de mediación o de desarrollo gitano, el voluntariado o el movimiento asociativo". Unas instalaciones que se ubicarán en Sierra Norte y Sierra Sur, y que ofertarán acciones relacionadas con la igualdad y la inclusión social en Almadén, Castilblanco, El Castillo de las Guardas, Constantina, El Real de la Jara, El Ronquillo, La Puebla de los Infantes, Guadalcanal, Herrera, Martín de la Jara, Pedrera, La Roda de Andalucía, Osuna, Villanueva de San Juan, El Rubio, Badolatosa y Casariche, con un presupuesto total de 3 millones de euros para la edificación de esa infraestructura. También ha desgranado el presidente las acciones que se acometerán en el resto de ejes del programa. Así, en referencia a la sociedad de la información, como tarea que pretende modernizar los servicios de la administración local para hacerla más cercana y accesible a la ciudadanía, Villalobos ha desvelado que se instalarán "más de 58 kilómetros de cable en 243 edificios públicos, que en muchos casos irán a parar a 27 servidores nuevos que también sufragaremos, con un total presupuestario de 1,5 millones de euros". Un trabajo que se une a un segundo eje, centrado en el tejido productivo, que dotará a las comarcas de centros telemáticos avanzados, mediante una inversión de 8,4 millones de euros. "Una apuesta para que las empresas de la provincia dispongan de conexión a Internet de banda ancha, sistemas de voz mediante telefonía IP, terminales de puntos de venta telemática, sistemas de pago electrónico y teleformación". En total, serán 714 empresas de 73 zonas empresariales, ubicadas en 43 municipios, las que se beneficien de estas medidas. En el apartado de sostenibilidad y movilidad, el responsable provincial ha destacado "la gestión y el tratamiento que se hará de los residuos de construcción y demolición en las Sierras Norte y Sur, con objeto de mantener el entorno natural y ser respetuosos con el paisaje". Medidas para la sostenibilidad, que de manera global supondrán inversiones por valor de casi cinco millones de euros. El otro gran bloque, el de la movilidad, cuya aportación global asciende a 10,6 millones, contempla obras de construcción o acondicionamiento de accesos, plazas, paseos y parques urbanos. En este apartado, Villalobos ha desvelado que "se actuará en accesos en 22 municipios, 15 plazas, 7 paseos, seis parques urbanos, y en otras seis obras de diversa índole, para completar una actuación por municipio". Además de todas estas actuaciones, el Feder que gestiona Diputación destina partidas específicas para las zonas que necesitan más de la cohesión y la solidaridad interterritorial, como lo demuestra el programa de recuperación de fortificaciones medievales para las Sierras Norte y Sur, con una dotación de 3,15 millones de euros. Una labor de restauración y rehabilitación que establece la conservación, consolidación, mantenimiento y restauración de las ruinas de los Castillos de Constantina, El Real de la Jara, Alanís, Puebla de los Infantes, Constantina, Estepa, Pruna, Montellano y ruinas de la muralla de Osuna. Unas iniciativas a las que se une, como proyecto singular, la construcción del centro de interpretación del aguardiente en Cazalla de la Sierra, para "recuperar esa tradición y convertirla en foco de atracción turística para el visitante", según Villalobos. En definitiva, el presidente ha finalizado argumentando que "se trata de un programa con 36 millones de dotación, que junto a otras inversiones que se están acometiendo para combatir la crisis, hace que la aportación extraordinaria para 2009 ascienda a 452 millones de euros en los pueblos de Sevilla".