Marruecos acusa a la jefa de la Unión Africana de obstaculizar su reingreso


MADRID|

El Gobierno de Marruecos ha acusado a la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini-Zuma, de bloquear los esfuerzos del reino alauí para reintegrarse en el bloque regional, 32 años después de su salida por diferencias sobre el reconocimiento de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El Ministerio de Exteriores marroquí ha acusado a Dlamini-Zuma de retrasar "de manera injustificada" la difusión de la petición de reingreso y de "obstruir" esta iniciativa incluyendo "una nueva exigencia procedimental inédita y sin fundamento", según la agencia de noticias oficial MAP.

"La presidenta de la Comisión de la Unión Africana entra en contradicción con su deber de neutralidad, las reglas y las normas de la organización y la voluntad de los estados miembro", ha recriminado Rabat, que ha dicho contar con el apoyo de una "gran mayoría" de los países integrados en este bloque.

Marruecos abandonó la Unión Africana en 1984, después de que la organización reconociese la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Ahora, reivindica su derecho "natural" y "legítimo" a sumarse a la organización, si bien también en esta ocasión el tema del Sáhara Occidental sigue muy presente.

La queja de Marruecos no ha aclarado, por ejemplo, si Argelia o Sudáfrica respaldan su reingreso. Ambos países se han posicionado a favor del referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui, también reivindicado por el Frente Polisario.