Ana Mato critica que Chaves decida quién es su sucesor en la Junta como si el cargo fuera "hereditario"

PP-A afirma que Griñán fue el ministro "responsable del agujero" de la SS, que "vuelve a estar en peligro" con el PSOE

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, manifestó durante su intervención ante la Interparlamentaria nacional que es "incomprensible y sorprendente" que Chaves haya "abandonado y huido de Andalucía dejando tras de sí un legado de un millón de parados" y a un sucesor como si el cargo fuera "hereditario" y esta comunidad "de su propiedad".

Mato participó en la Interparlamentaria nacional del PP que hoy se celebró en Sevilla y en la que el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, manifestó hoy que el futuro presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, fue el ministro de Trabajo en la etapa del Gobierno de Felipe González "responsable del agujero" de la Seguridad Social, cuyo sistema de pensiones parece que "vuelve a estar en peligro" con el actual Ejecutivo del PSOE. Sanz recordó que Griñán dejó un "agujero" de más de 500.000 millones de euros en la Seguridad Social que hacía "inviable" el sistema de pensiones.

Los socialistas instauraron, según agregó, el sistema de la "inseguridad social, que hoy vuelven a ofrecer". Esa situación, según Sanz, la resolvió el actual presidente del PP-A, Javier Arenas, cuando llegó al Gobierno de José María Aznar como ministro de Trabajo. "Ahí está la diferencia entre la gestión política de Arenas --a quien el PP quiere plantear como candidato a la Junta en el debate de investidura de la próxima semana-- y la de Griñán", sentenció.

Sobre la futura elección de Griñán como presidente de la Junta, Sanz lamentó la "visión estalinista" y el claro "déficit democrático" del PSOE por que hayan planteado a Arenas como candidato a la Presidencia de la Junta. Se preguntó si lo que quería el PSOE es que los populares votasen como presidente de la Junta a una persona que no tiene el apoyo de las urnas, cuando Arenas, que optó a la Presidencia en los comicios autonómicos de marzo de 2008, sí lo tiene.

Asimismo, sobre la decisión del ex presidente de la Junta y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, de que su sucesor fuera José Antonio Griñán, el dirigente del PP-A quiso dejar claro que Andalucía "no se hereda" porque no es una "monarquía hereditaria", sino que se gana convenciendo a los andaluces en las urnas, algo que, según apuntó, no ha hecho José Antonio Griñán. Se mostró seguro de que Chaves ha pegado la "espantá" a Madrid porque no quería que su vida política terminara "perdiendo" las próximas elecciones andaluzas.

Sanz reclamó a los socialistas que se dejen ya de tantas "lágrimas" y de tanto "ceremonial" y se pongan a trabajar porque Andalucía no puede seguir perdiendo el tiempo en "bailes de salón por el cinismo interno del PSOE". Señaló que mientras el Gobierno andaluz está "paralizado", el presidente de Cataluña, José Montilla, ya se ha reunido con la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, para abordar la financiación autonómica.

Mientras unos van con "ventaja", según Sanz, en Andalucía se está pendiente aún de nombrar a un presidente de la Junta y con el debate sobre si se quita o no a un determinado consejero, lo que, a su juicio, se puede pagar "muy caro", ya que en la comunidad habrá un presidente "interino" puesto por un "vicenada", en referencia a Manuel Chaves como vicepresidente tercero del Gobierno central.

GRIÑÁN "CÓMPLICE" DE CHAVES

Previamente, la portavoz del grupo popular en el Parlamento andaluz, Esperanza Oña, criticó la reacción de los socialistas por el anuncio de presentar a Arenas como candidato a la Presidencia de la Junta y se preguntó si acaso algunos pensaban que los populares iban a votar a Griñán.

El futuro presidente de la Junta, según agregó, es "cómplice" de Chaves en un Gobierno que ha sido el responsable de la situación "tan desastrosa" que hoy se vive en la comunidad. "Esto es un auténtico régimen, por el control total que ejerce el PSOE en Andalucía, en todos los estamentos de la sociedad, y porque la discrepancia es odiada" por los socialistas.

Oña auguró que lo mismo que Griñán va a llegar a la Presidencia de la Junta "sin el apoyo de las urnas", Javier Arenas llegará en las próximas elecciones autonómicas "con el apoyo de las urnas".