Basagoiti cree que, "dentro de un tiempo", se podrá hablar de que Álava y Getxo "han cambiado de manos"

Afirma que PNV tiene mucha "cara" al criticar al PSE y PP porque se ha caracterizado por "el enchufismo", y llama "talibán" a Azkarate

BILBAO, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, consideró hoy que, "dentro de un tiempo", se podrá hablar de que la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Getxo "han cambiado de manos". Además, afirmó que el PNV tiene mucha "cara" al criticar al PSE y PP por "hacer saltar por los aires" la proporcionalidad del Parlamento vasco y subrayó que la formación nacionalista, durante sus 30 años en el Gobierno vasco, se ha caracterizado por "el enchufismo".

El líder de los populares vascos calificó, asimismo, de "talibán" a la portavoz del Ejecutivo en funciones, Miren Azkarate, que ayer criticó la elección de Arantza Quiroga como nueva presidenta de la Cámara autonómica, por no saber euskera. "Yo quiero que hablar euskera o no sea tan normal, tan abierto y tan plural como para que mañana Azkuna, que no habla euskera, o Anasagasti, puedan ser presidentes del Parlamento", aseveró.

En una entrevista concedida a Telebilbao, recogida por Europa Press, Basagoiti aseguró que su partido "en absoluto" renuncia a recuperar la Diputación de Álava y lograr la Alcaldía de Getxo, aunque reconoció que no han sido objeto de negociación en las conversaciones con los socialistas y que ha habido "tensiones" en torno a estos temas.

"Es verdad que lo que hemos hablado fundamentalmente estos días era del cambio en el Gobierno vasco y mucho de política, en vez de sillones como le preocupa al PNV", aseveró.

Tras señalar que las cuestiones sobre las que más han hablado con el PSE-EE han sido la política lingüística, la política antiterrorista, la Ertzaintza, Interior, EiTB, educación o cultura, precisó que, en las próximas semanas y días, "cuando haya un nuevo Gobierno vasco, hay algunos que le va a hacer la pascua y no le van a dejar en paz desde las diputaciones, desde algunos ayuntamientos, y son cosas que se aclararán". Por ello, expresó su convencimiento de que, "dentro de un tiempo", se podrá hablar "de que esas instituciones han cambiado de manos".

Antonio Basagoiti dijo que ha mantenido conversaciones con Patxi López, en las que se ha vivido momentos de "tensión", cuando se ha hablado de Álava o de la participación de los populares en el Ejecutivo.

Sin embargo, indicó que, "al final", los dos se han dado cuenta de que "es que muy importante" que se pongan de acuerdo para que los socialistas "puedan tener un Gobierno vasco con estabilidad y tranquilidad, porque no es fácil gobernar con 25 de 75 escaños que necesitan para aprobar leyes, presupuestos y hacer cosas para que los vascos vivamos mejor".

"Y el PP también se da cuenta que es muy importante que apoye ese cambio, porque lleva 20 años diciendo que hay que cambiar las cosas. Al final, nos hemos encontrado con que ellos quieren ser lehendakaris y consejeros, y nosotros que se cambien las cosas de verdad, las de comer y las de vivir. Nos hemos encontrado ahí y hemos tenido cosas que no se han sabido, pero se han ido engrasando por debajo en reuniones o conversaciones", aseveró.

PNV

Basagoiti consideró también que el PNV tiene mucha "cara" cuando afirma que PP y PSE-EE, con su acuerdo, han hecho "saltar por los aires" la proporcionalidad de la Cámara vasca. "Llevan tres décadas (gobernando), han ocupado todos los cargos que podían, tienen 25 directores en la lehendakaritza cobrando y viviendo del cuento, miles de familias que no ha ido a buscar trabajo, como van los demás, ni han sufrido alguna oposición, ni han tenido que buscar un trabajo en el periódico", afirmó.

En este línea, insistió en que, "si la gente cobraba 1.000 euros a fin de mes, ellos cobraban 5.000". "Hay que ver lo mal que llevan algunos perder el poder. Pero se tienen que dar cuenta de que esto no es un batzoki, esto es de los ciudadanos vascos. El PP no aspira a hacer lo mismo que hacía el PNV, pero con otra marca. Si antes el PNV tenía mil familias enchufadas, el PP aspira a que todos tengamos las mismas oportunidades", indicó.

Por último, calificó de "talibán" a Miren Azkarate por reprochar que Arantza Quiroga no sepa euskera. "Yo a las personas no las valoro por las lenguas que hablan, sino por ellas mismas, porque son personas, porque son ciudadanos, por su capacidad para desarrollar un trabajo como buen médico o buen obrero de la construcción. Y esta gente que mide a todo el mundo por las lenguas, parece que están pensando más en sus obsesiones que en la realidad", concluyó.