Basagoiti dice que el "cambio" se debe visualizar en las instituciones vascas

BILBAO, 22 (EUROPA PRESS) El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, aseguró hoy que el "cambio" de políticas que pretenden aprobar con los socialistas se deberá visualizar en instituciones como la Diputación de Álava, la Mesa del Parlamento vasco o el consejo de EiTB. Además, en una entrevista en el 'Diario Vasco', recogida por Europa Press, advirtió de que si no se logra un acuerdo político entre su formación y el PSE-EE, Patxi López "no tendrá la estabilidad suficiente para poder gobernar y será, al final, una legislatura probablemente corta y en la que el nuevo lehendakari no habrá sido capaz de darle la estabilidad y el cambio que necesita el país". Sobre la Diputación foral de Álava, explicó que "en este momento no está" en primer plano la posible moción de censura contra el diputado general del PNV, aunque agregó que "estará si hay un compromiso político", porque "los alaveses también se merecen un cambio si defendemos que es bueno para el País Vasco". "Y, además, el Gobierno vasco necesita tener cierta tranquilidad en las diputaciones, no tener tres diputaciones que le estén haciendo la Pascua permanentemente", añadió. Asimismo, indicó su convencimiento de que la Presidencia del Parlamento vasco debe corresponder al PP, lo que, remarcó, no supondría caer en "una política de frentes". "En este país hay muchos nacionalistas y también hay que saber gobernar para ellos", dijo. Sobre el acuerdo preferente con el PSE-EE, explicó que excluiría "que se puedan acordar con otras formaciones políticas propuestas que van en contra de los ejes del cambio que hemos firmado en un papel" pero no supondría descartar pactos con otras formaciones. "Yo tampoco descarto pactar con el PNV una rebaja de impuestos", advirtió. En este sentido, Basagoiti agregó que el PSE "perfectamente" podría alcanzar acuerdos con EB, Aralar o EA en materia social, al igual que el PNV en el ámbito económico o de infraestructuras, "pero no en política lingüística". POLÍTICA LINGÜÍSTICA Sobre la política lingüística, explicó que en la función pública se va a "flexibilizar, suavizar y aportar sentido común", mientras que en educación "la única vía es la libertad de elección", lo que supondrá que, "si en Vitoria hay un centro que no ofrece el euskera, se tiene que dar", o "si en San Sebastián falta un centro en el que se imparta castellano, si los padres lo quieren, se tiene que ofrecer". "El euskera no está en riesgo, aquí nadie va a poner, y el PP menos, una política contra nuestra lengua. El PP quiere poner un poco de sentido común y que el euskera se hable en libertad, que dejen de imponerlo. La gente que vive en el ámbito del euskera no tiene que tener ningún miedo", agregó, aunque precisó que la Korrika no debería recibir más subvenciones públicas. "DESCONFIANZA" PSE-PP Sobre la relación de su partido con los socialistas, recordó que todavía existe una "desconfianza grande" entre ambas formaciones porque miembros del PSE-EE "han estado no hace mucho con Otegi en un hotel de San Sebastián". "Pero lo que estamos viendo en los últimos días de la negociación es que están en una posición abierta y comprenden que nuestra única exigencia es política para que se cambien las cosas. Las cosas van bien pero hay que concretarlas", agregó. Sobre las posibilidades para la investidura de López como lehendakari, explicó que el apoyo del PP era "la tercera opción de Zapatero". "La primera era que el PSE tuviera más votos y escaños que el PNV y gobernar con ellos; la segunda opción era hacer un pacto a la catalana de izquierdas y ésta es la tercera, que se la ha tenido que tragar porque la matemática es la que es", añadió. Basagoiti negó que exista sobre esta cuestión un pacto de Estado entre Zapatero y Rajoy, sino una cuestión de "matemática" para permitir la investidura de López, en la que "el PP quiere aprovechar este momento político para que algunas cosas cambien en el País Vasco". Preguntado por el motivo por el que PSOE y PP sólo se entiendan en Euskadi, respondió que "es mucho más importante" el momento político vasco que el estatal, ya que aquí es "prioritaria la defensa de las libertades" y que "podamos dar la puntilla definitiva a ETA y que se gobierne respetando la pluralidad del país". El presidente del PP vasco indicó que su apoyo a López obedece a la intención de lograr "también un cambio de políticas" con un gobierno que "tenga como prioridad el fin del terrorismo, su derrota, que los vascos vivamos en libertad, que se ocupe de los asuntos que afectan a los ciudadanos y no de las identidades, de los territorios y los planes...". Por otro lado, respecto al posible ofrecimiento del PNV de una coalición de gobierno, dijo que no ha habido ninguna oferta oficial, aunque "oficiosamente alguna cosa han insinuado" los jeltzales porque "lógicamente están muy nerviosos". "Y esto hay que enmarcarlo también en la misma llamada que tuvo Zapatero de Urkullu o la llamada del entorno de Urkullu a Rajoy", explicó. Por otro lado, insistió en la necesidad de que el PSE se comprometa con la derrota del terrorismo excluyendo cualquier vía negociadora, "no por cabezonería, sino porque se ha demostrado que es lo que más debilita a la banda". Basagoiti dijo también que sus críticas a la Ertzaintza no deben ser entendidas como un ataque a los agentes o a los operativos concretos, sino como una exigencia a sus mandos políticos para que aumenten su eficacia, porque "la Ertzaintza puede ser la puntilla para ETA". Sobre EiTB, insistió en que "no puede ser que en la televisión pública vasca salgan permanentemente los portavoces de las cosas ilegalizadas o haya voces que justifiquen los crímenes". "El problema es que den cobertura a ETA. Es una aberración", insistió. SIN REFORMA ESTATUTARIA El presidente del PP vasco aseguró que no cree que la reforma del Estatuto de Gernika sea un asunto que "preocupe a los vascos todas las mañanas", sino "una demanda de algunos políticos, como pasó en Cataluña", por lo que debería optarse por "prestigiarlo" en lugar de plantear su reforma. "Entiendo que en puridad, pensando de manera racional, es normal que después de unos años se quiera actualizar un Estatuto como el nuestro. Si se va a plantear eso para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, podíamos hablar con normalidad pero me temo que los nacionalistas quieren esa reforma para que haya más nacionalismo y para abrir la puerta a la soberanía compartida o concertada", criticó. Por último, subrayó que el PP "está a muerte con el Concierto Económico", del que deben "exprimirse sus potencialidades para hacer frente a la crisis".