Egibar dice que habrá que hacer "un recorrido similar" al de Ibarretxe para solucionar los "problemas de fondo del país"

El presidente del GBB no desea "a nadie estar en Mestalla con el himno español, el Rey, Zapatero y Montilla".

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del GBB del PNV y portavoz jeltzale en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, asegura que "el tiempo demostrará, a no mucho tardar", que la solución de "los problemas de fondo de este país" requerirá "un recorrido similar al que propició desde su liderazgo Ibarretxe". Además, negó que se esté retrasando la investidura de Patxi López y que el PNV tenga problema con que el socialista acuda a la final de Copa del Athletic como nuevo lehendakari porque, advirtió, no desea "a nadie estar en Mestalla con el himno español, el Rey, Zapatero y Montilla".

En una entrevista en El Correo, recogida por Europa Press, Egibar criticó que el pacto PSE-PP para que López sea lehendakari "obedece a una estrategia de fondo, de Estado" por la que se decide "cortar en origen" lo que desde el ámbito estatal se entiende como "desafíos", es decir, "cualquier iniciativa política y democrática que pretenda alterar lo que llaman las reglas del juego constitucional".

"No están dispuestos a soportar el contraste democrático de propuestas surgidas legítimamente con las mayorías precisas en el Parlamento vasco. Ésa es la reacción del Estado a una década, la era Ibarretxe, con determinados planteamientos: por citar los más relevantes, el nuevo Estatuto político y la Ley de Consulta. Tenemos que saber responder a eso, porque el problema de fondo no se ha solucionado", agregó.

Asimismo, para el dirigente jeltzale el futuro Gobierno vasco es fruto de un acuerdo de socialistas y populares que "tiene un sello frentista innegable" porque López "va a gobernar ante una mayoría social y política abertzale y nacionalista". "A partir de ahí, habrá que escuchar el primer discurso y ver la acción de Gobierno, pero apuntan maneras", insistió.

Para Egibar, "la opción constitucional unionista PSOE-PP tiene su razón de ser, que es negar la existencia de un conflicto político" pese a que, advirtió, "aquí nadie va a poder imponer a la otra parte su decisión" y "de la capacidad de decisión de los vascos surge una obligación relevante que el Estado español, le guste o no le guste, lo quiera retrasar en el tiempo o no, va a tener que negociar".

"El tiempo demostrará, a no mucho tardar, que si se quieren solucionar los problemas de fondo de este país vamos a tener que hacer un recorrido similar al que propició desde su liderazgo Ibarretxe. La suerte personal de uno es secundaria. Ibarretxe es, ha sido y será un referente de este país y del PNV", agregó.

"EL MUNDO NO SE ACABA"

En cuanto al paso del PNV a la oposición, insistió en que "el mundo no se acaba" por esta situación y "ya queda menos" para las siguientes elecciones. En este sentido, recordó las palabras del nuevo presidente de la Xunta gallega, Alberto Núñez Feijoo, cuando dijo que "los gobiernos que nacen contra las urnas, mueren en las urnas".

Respecto a la posibilidad de que se estuvieran retrasando los plazos de la sesión de investidura del lehendakari en el Parlamento vasco, o que el PNV tenga algún problema con que López pudiera acudir como jefe del Ejecutivo vasco a la final de Copa que juega el Athletic en Mestalla, aseguró que es "justo lo contrario".

"No le deseo a nadie que esté en el palco de Mestalla con el himno nacional español, el Rey, Zapatero y Montilla. Prefiero que esté López si tiene que estar. Porque los de la grada van a ser todos catalanes y vascos. Intuyo que más de uno tendrá que bajar el volumen: va a ser el himno más corto", explicó.

Preguntado sobre la labor del ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, aseguró que no tiene "ninguna duda" de su apuesta "por las vías plena y exclusivamente democráticas y pacíficas".

Asimismo, destacó que el conocido como 'polo soberanista' que pretenden crear algunas formaciones nacionalistas no tendrá estrategia "real y eficaz con ETA y sin el PNV".