El BNG avisa de que "no permitirá" un Estatuto "de segunda" y el PSdeG pide aprovechar el trabajo del mandato pasado

El PPdeG respalda la intención de Rojo de que la reforma estatutaria sea una "prioridad" y ve "positivo" un nuevo marco legal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Los tres grupos parlamentarios se mostraron hoy a favor de reformar el Estatuto de Autonomía después de que la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, avanzase que se tratará de una "prioridad" para ella. En todo caso, el BNG avisa de que "no permitirá" que sea de "segunda", mientras que el PSdeG propone aprovechar el trabajo avanzado en la anterior legislatura.

Por su parte, el grupo del PPdeG respaldó también la intención revelada por Rojo y consideró "positivo" que Galicia pueda contar con un nuevo marco estatutario.

En declaraciones a los medios tras mantener una reunión con la jefa del Legislativo, el portavoz del grupo nacionalista, Carlos Aymerich, expresó que le parece "bien" y recordó que requiere un "esfuerzo de consenso".

"Es sabido que buscamos consenso (en la pasada legislatura) y fue el PP el que con una postura cerril de veto" impidió la reforma y ahora, "en cuestiones tan importantes como la financiación autónoma, Galicia está en peor posición de fuerza", ya que incidió en que "el propio documento del Ministerio de Economía recoge como uno de los referentes los nuevos estatutos, que tienen regulaciones específicas".

Así, añadió que la Comunidad gallega tiene un "handicap de partida que no tienen comunidades como Valencia o Andalucía" y responsabilizó de ello al PP. "¿Se va a abordar de nuevo?", dijo retóricamente y avisó: "veremos, pero no vamos a permitir, en la medida de nuestras posibilidades, que Galicia cuente con un Estatuto de segunda".

"Tenemos un estatus de nacionalidad histórica y eso se tiene que reflejarse en el ámbito de competencias", explicó, y advirtió de que "si hay quien pretende equiparar Galicia a Andalucía y Murcia, está en su derecho, pero que no cuenten para eso con el BNG".

Por su parte, su homólogo socialista, Xaquín Fernández Leiceaga, afirmó, también después del encuentro con Rojo, que los socialistas "sin duda, lo intentarán", y se remitió al trabajo de la legislatura anterior para reseñar que "hay un trabajo hecho", que propuso aprovechar.

"Creo que hay un 85 por ciento de texto acordado entre los grupos", manifestó y avisó de que "si se quiere queremos volver atrás y poner el contador a cero, va a ser mucho más complicado".

"FRACASO COLECTIVO"

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Manuel Ruiz Rivas, evocó el que llamó "fracaso colectivo" de la pasada legislatura, para concluir que "un nuevo Estatuto es positivo para Galicia y que no se va a mirar atrás".

"Seguimos pensando que estamos donde hace cuatro años, hay una serie de condicionantes que hay que llevarse adelante en todo ese proceso de reforma", explicó. Así, consideró que Galicia cuenta con un marco que "mostró sus bondades en muchos años y que todo lo que reforme debe llevarse adelante en un nuevo consenso". Si no es así, "ya tenemos el que tenemos", apostilló.

En segundo lugar, avisó de que el Estatuto debe encuadrarse en la Constitución española y, en tercer lugar, apostó por que el proceso de competencias "se haga pensando en beneficio de los que van a tener que ser los destinatarios de las nuevas transferencias".