El PP intentará que Salgado y Chaves aclaren en su debut en el Congreso quién llevará la financiación autonómica

Ayllón subraya que el nuevo Gobierno sigue un "guión de telenovela barata" en el que no se sabe quién "es el guapo, el feo o el malo"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El PP quiere que la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, y el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, aprovechen su estreno el próximo miércoles en las sesiones de control al Gobierno en el Congreso para aclarar cuál de los dos se encargará de buscar un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

El coordinador de Política Autonómica y Local del partido, Juan Manuel Moreno, ha registrado una pregunta para Chaves en la que le insta a directamente a detallar "qué papel va a jugar el vicepresidente tercero en la reforma de la financiación autonómica".

Por su parte, el portavoz de los 'populares' en la Comisión de Administraciones Públicas del Congreso, Rafael Merino, intentará que Salgado especifique cuáles son los criterios del nuevo Gobierno para la reforma de la financiación autonómica y local.

Los dos nuevos vicepresidentes del Ejecutivo de Zapatero tendrán que responder a estas cuestiones después de que, por ejemplo, el presidente catalán, José Montilla, asegurara esta semana que su intención era negociar este asunto con la vicepresidenta económica y no con Chaves.

UN "DESBARAJUSTE"

En un encuentro informativo con periodistas, el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Luis Ayllón, aludió hoy a la "descoordinación" y el "desbarajuste" del que, a su juicio, está haciendo gala el nuevo Gobierno, especialmente los tres vicepresidentes.

Así, señaló que en los últimos días se ha podido escuchar a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, hablando de economía, que Salgado ha respondido a preguntas sobre financiación autonómica en el Senado que iban dirigidas a Chaves o que este último no ha dicho nada después de que Montilla haya anunciado que él hablará con la vicepresidenta económica.

A estos ejemplos, Ayllón unió las acusaciones vertidas por el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, contra la Policía a cuenta de las investigaciones sobre los partidos vinculados a ETA o las distintas posiciones que mantienen el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

NO SE SABE SI SE AMAN O SE ODIAN

"El nuevo Gobierno cada vez se parece más a un guión de telenovela barata en el que no se sabe quién ama a quién o quién odia a quién", apuntó Ayllón, para agregar a continuación que, dado el "nuevo talante" del ministro de Fomento, José Blanco, ya ni siquiera está claro "quién es el feo, el bueno o el malo" en el renovado Consejo de Ministros.

En opinión de Ayllón, lo único que ha quedado claro tras la remodelación gubernamental es que "el deporte lo lleva el presidente del Gobierno". Eso sí, se preguntó si los asuntos relacionados con esta materia se acabarán discutiendo en la Comisión Constitucional del Congreso, junto con leyes tan relevantes como los Estatutos de Autonomía o el régimen electoral.