El presidente del Parlamento saharui cree que España debe ser el promotor de una solución para el Sáhara

Dice que el Polisario está "un poco decepcionado" con la actual posición del Gobierno español

TINDUF (ARGELIA), 8 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Ramón Couso)

El presidente del Parlamento saharaui, Mahafud Alí Beiba, emplazó hoy a España a promover una solución diplomática a la cuestión del Sáhara Occidental porque, según dijo, la vía de negociación abierta en el marco de las negociaciones propiciadas por Naciones Unidas "no tiene sentido" si no hay voluntad política por parte de las tres principales potencias occidentales implicadas: Estados Unidos, Francia y la antigua metrópoli, España.

"Actualmente estamos un poco decepcionados con la posición española, que mantiene sin que sepamos sus razones", afirmó. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel "Moratinos defiende el Plan de Autonomía marroquí y a la vez el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui", lamentó.

"Es como el frío y el calor. No se pueden defender las dos posturas", dijo Alí Beiba desde la sede de la Secretaría de Estado para la Juventud de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), con sede en Rabuni (Argelia) durante un encuentro con periodistas españoles.

El responsable de la asamblea saharaui reconoció que la juventud exiliada defiende mayoritariamente la vuelta a la lucha armada ante el estancamiento de las negociaciones desarrolladas en Manhasset (Estados Unidos) patrocinadas por la ONU, pero también indicó que el nombramiento de, Christopher Ross, como nuevo enviado personal del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha despertado importantes expectativas ante una quinta ronda de negociaciones, por lo que la dirigencia de la RASD "está intentando por todos los medios la opción pro armas".

"El referéndum de autodeterminación es una solución intermedia de compromiso entre la integración en Marruecos que propone Rabat con su Plan de Autonomía y la independencia ya proclamada y reconocida por muchos países", afirmó. "Estamos dispuestos a olvidar la RASD y aceptar el resultado del referéndum", aseguró. El Parlamento tiene su sede en el campamento 9 de Junio, cerca de Tinduf, pero existe una segunda sede provisional en la localidad de Tifariti, en el Sáhara liberado.

Alí Bemba defendió la legitimidad del Parlamento saharaui como representante legítimo del pueblo saharaui por ser una institución que existía ya en la época colonial conocida como Asamblea General Provincial, una instancia contemplada en el régimen político de la entonces provincia española de Río de Oro.

Además, defendió la particularidad de la democracia saharaui, ya que, aunque no existen actualmente partidos políticos diferenciados --todos los diputados pertenecen al Frente Polisario--, cada representante expresa libremente su opinión y existe un vivo debate político. En cualquier caso, explicó, "la existencia de una democracia multipartidista está ya prevista incluso en la Constitución" de la RASD.

El presidente del Parlamento destacó la importancia creciente de la mujer en la institución que preside y recordó que actualmente 18 de las 53 personas que ocupan un escaño en el Parlamento saharaui son mujeres. Estos parlamentarios proceden principalmente de la población saharaui exiliada en Argelia, pero también existen diputados que viven en la parte ocupada por Marruecos, aunque su identidad no es pública para evitar la represión de las autoridades marroquíes.

Aprovechando las festividades, unos 2.000 españoles viajan estos días a los campos de refugiados saharauis de los alrededores de Tinduf, en Argelia, en distintias iniciativas de solidaridad. Todos ellos se sumarán a activistas saharauis y de otros países para viajar el próximo viernes hasta el muro marroquí que separa ambas partes del Sáhara Occidental y formar una cadena humana ante la barrera militarizada de 2.500 kilómetros construida por las autoridades marroquíes.