Griñán llega a la Presidencia de la Junta tras toda una vida en la política

  • Sevilla, 7 abr (EFE).- José Antonio Griñán Martínez (Madrid, 1946), un histórico socialista con amplia experiencia parlamentaria y de gobierno, muy vinculado a Andalucía, será previsiblemente el cuarto presidente socialista de la Junta en sustitución de Manuel Chaves, a quien está muy unido en su trayectoria política y del que es amigo personal.

Chaves propondrá a Griñán como sucesor en la Junta a la Ejecutiva del PSOE-A

Chaves propondrá a Griñán como sucesor en la Junta a la Ejecutiva del PSOE-A

Sevilla, 7 abr (EFE).- José Antonio Griñán Martínez (Madrid, 1946), un histórico socialista con amplia experiencia parlamentaria y de gobierno, muy vinculado a Andalucía, será previsiblemente el cuarto presidente socialista de la Junta en sustitución de Manuel Chaves, a quien está muy unido en su trayectoria política y del que es amigo personal.

Griñán afronta esta etapa casi a las puertas de la jubilación con 63 años, que cumplirá en junio, y como recambio de su compañero de partido Manuel Chaves, quien en 2004 lo rescató para consejero de Economía y Hacienda en Andalucía.

Desde entonces ha ido ganando peso y en la actual legislatura, iniciada en 2008, fue nombrado también vicepresidente segundo de la Junta.

La profesionalidad de este político 'de raza' ha pesado más que su deseo personal, confesado en círculos próximos en algunas ocasiones, de retirarse de la política tras las últimas elecciones para dedicarse a su familia (casado, con dos hijos y con varios nietos).

En su última etapa en Andalucía, a Griñán le tocó lidiar con diversos asuntos peliagudos como las fusiones de las cajas de ahorro -que culminó con la de El Monte y San Fernando en Cajasol-.

En esta nueva legislatura ha abordado las negociaciones sobre financiación autonómica y le ha tocado afrontar una crisis económica que ha llevado a Andalucía a los primeros puestos de España en número de parados.

Uno de los objetivos de Griñán ha sido estos años lograr la convergencia de Andalucía con el resto de España y de Europa y, aunque se ha avanzado, todavía no se ha conseguido.

También ha convertido en una apuesta personal la educación, pues la considera la base del progreso y de una sociedad próspera.

José Antonio Griñán Martínez fraguó su vinculación con Andalucía durante su etapa de estudiante de Derecho en la Universidad de Sevilla, donde comenzó su carrera profesional como profesor de Derecho del Trabajo entre 1972 y 1975, cuando conoció a Felipe González, Manuel Chaves y a José Rodríguez de la Borbolla.

Inspector de Trabajo, ingresó en el PSOE a comienzos de los años ochenta y tras el triunfo socialista en las primeras elecciones andaluzas, el 23 de mayo de 1982, fue viceconsejero de Trabajo de la Junta presidida primero por Rafael Escuredo (1982-84) y después por José Rodríguez de la Borbolla (1984-1986).

Permaneció en ese cargo hasta el comienzo de la segunda legislatura autonómica (22 de junio de 1986), fecha en que fue elegido viceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía.

En 1987 se trasladó a Madrid al ser nombrado secretario general técnico de Trabajo con Manuel Chaves, entonces ministro de Trabajo y Seguridad Social.

Cuando, tres años más tarde, Chaves fue elegido presidente de la Junta de Andalucía nombró a Griñán consejero de Salud (1990-1991).

En 1992 dio el salto a la política nacional como ministro del Gobierno presidido por Felipe González, primero en la cartera de Sanidad y Consumo (1992-1993) y después en la de Trabajo y Seguridad Social (1993-1996).

En el ámbito parlamentario, ha sido diputado por Córdoba durante varias legislaturas.