Ibarretxe hace "autocrítica" ante la imposibilidad de lograr la paz y el "hartazgo" de la sociedad hacia los políticos

Advierte de que una sociedad acostumbrada a que "se tenga en cuenta su opinión" no aceptará "políticos que no le den la palabra" VITORIA, 1 (EUROPA PRESS) El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, reconoció hoy la necesidad de hacer un ejercicio de "autocrítica" al no haber podido contribuir a alcanzar la paz en las dos treguas de ETA que se han producido durante su mandato, a pesar de que "la única culpable de volver a matar es ETA", y subrayó que la sociedad "está asqueada de la violencia, pero también comienza a estar harta de la incapacidad de los políticos para arreglar las cosas". Además, advirtió de que "una sociedad acostumbrada a opinar y a que se tenga en cuenta su opinión, no aceptará nunca a unos políticos que no le den la palabra y el protagonismo". Ibarretxe presentó hoy en la sede de la Presidencia del Gobierno autonómico, en Vitoria, la segunda evaluación del proyecto 'Konpondu', una iniciativa destinada a contribuir a la paz a través de la participación ciudadana. El informe ha sido elaborado por expertos internacionales asociados al Centro para la Resolución de Conflictos Internacionales (CICR) de la Universidad de Columbia, en Nueva York (EE.UU). El lehendakari en funciones explicó que, si bien esta segunda evaluación coincide con la primera al constar el rechazo generalizado de los ciudadanos a la violencia, contiene una novedad, consistente en "la frustración de la sociedad vasca como consecuencia de la ruptura" de la última tregua de la organización terrorista, iniciada en 2006. Ibarretxe subrayó que el informe demuestra que la sociedad "está asqueada de la violencia de ETA, pero también comienza a estar harta de la incapacidad de los políticos para arreglar las cosas". A su juicio, esta situación "merece, al menos por mi parte, como lehendakari, una autocrítica". Tras subrayar que "la única culpable de volver a matar es ETA", recordó que como lehendakari ha vivido "dos oportunidades para conseguir la paz", en referencia a las treguas de 1998 y 2006, a pesar de lo que "no hemos podido o no hemos sabido conseguir la paz". "Tenemos que hacer autocrítica; y, dicho esto, la culpa de que ETA vuelva a poner bombas es única y exclusivamente de ETA", añadió. Por otra parte, felicitó a los responsables municipales que han desarrollado los foros ciudadanos de 'Konpondu', de quienes destacó que "están demostrado que se puede hacer a nivel municipal lo que a veces no somos capaces de hacer en otros niveles de la política, y es que todas las sensibilidades políticas de este pueblo se pueden sentar a una mesa y hablar". En este sentido, y en referencia a la ausencia de Batasuna en la nueva Cámara vasca, indicó que "evidentemente hay alguna sensibilidad de este país que no se va a sentar en el Parlamento". "HAN VENIDO PARA QUEDARSE" El lehendakari en funciones destacó que "la participación ciudadana y la democracia participativa han venido para quedarse". Además, advirtió de que "una sociedad acostumbrada a opinar y a que se tenga en cuenta su opinión, no aceptará nunca a unos políticos que no le den la palabra y el protagonismo que la sociedades del siglo 21 requieren". El informe, en cuya presentación participaron el presidente de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel), Jokin Bildarratz, y los autores del trabajo, Andrea Bartoli y Willian Weisberg, se ha realizado a partir de las 90 actas de cada uno de los foros celebrados durante 2008 en distintos municipios vascos, dentro de la iniciativa 'Konpondu'. Este análisis será remitido a todos los participantes, a las entidades colaboradoras y a los grupos con representación en el Parlamento vasco.