IU Andalucía cree que en el "paquete de Madrid entra también Zarrías" y que Chaves se marcharía "tutelando" la Junta

HUELVA, 06 (EUROPA PRESS)

El coordinador regional de IULV-CA en Andalucía, Diego Valderas, aseguró hoy que en el "paquete de Madrid entra también el vicepresidente primero y consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, y añadió que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, se marcharía "tutelando" la Junta, tras los posibles cambios en el Gobierno central y en el autonómico que colocan a Chaves en el central.

En rueda de prensa en Huelva tras presentar iniciativas del partido sobre la Cuenca Minera, Valderas añadió que está "convencido de que también entra" Zarrías en estos cambios y apuntó que es necesario ver "si tiene el nuevo candidato mano suelta para hacer su gobierno".

Sobre esta posible tutela, el coordinador regional aseguró que Chaves "pretende marcharse a Madrid tutelando, porque si no hay tutela, debe haber cambio radical de la política, en el modelo económico, laboral, productivo, para entrar en una nueva fase que impida la sangría continua de desempleo y destrucción de tejido productivo".

Además, Valderas consideró que se ha planteado un posible cambio del Ejecutivo "sin haber oído todavía ni al presidente central, José Luis Rodríguez Zapatero, ni al presidente Chaves, algo que es muy preocupante, tremendamente preocupante" e indicó que al presidente del Gobierno "no sólo le hacen la crisis sino que le están haciendo el próximo Gobierno, incluso creando una doble crisis con ese cambio de Gobierno, necesario en esta Comunidad Autónoma andaluza, que paga todas las crisis".

En este sentido, el coordinador de la coalición de izquierdas denominó a este cambio como un "calvario", que tuvo su primer "repunte" el Viernes de Dolores, "con la intervención de la Caja Castilla la Mancha, que demostró que hay una situación muy débil del sector financiero, a través de las cajas de ahorro, en el conjunto del Estado".

El segundo tema apareció, según declaró, el Domingo de Ramos, ya que "mientras Zapatero se besaba con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, otro le hacía la cama anunciando la crisis y el cambio de Gobierno, que era muy esperado y necesario, sin que se sepa qué ocurrirá el Domingo de Resurrección".