IU ve la crisis como un cierre de filas hacia el partido y el pasado que no garantiza mayoría parlamentaria

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, considera que la remodelación del Gobierno anunciada hoy por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero es un "cierre de filas introspectivo y retrospectivo", hacia el PSOE y hacia el pasado, y eso a su juicio no garantiza al Ejecutivo ni el liderazgo ni la mayoría parlamentaria que precisa para afrontar la crisis.

En declaraciones en el Congreso, Llamazares sostiene que el Ejecutivo necesitaba un "cambio de rumbo" hacia la izquierda para liderar la sociedad y garantizarse una mayoría parlamentaria, pero Zapatero "se ha quedado en un cambio de ritmo" que no logra ninguna de las dos cosas.

Por tanto, entiende que la remodelación es "una salida en falso" que además orienta al Gobierno "hacia dentro", el PSOE, y "hacia el pasado", con nombres como Manuel Chaves (presidente del partido), José Blanco (vicesecretario general) y Elena Salgado (ministra desde 2004). "Es un cierre de filas que mira más hacia el partido y hacia atrás --resumió--. Los dioses ciegan a quienes quieren perder, como dijo Plutarco".

NO SERÁ LA ÚLTIMA CRISIS

Llamazares ya avanzó su impresión de que ésta "no será la última remodelación ni la última crisis" de Gobierno porque "la falta de liderazgo seguirá quemando los Ejecutivos de Zapatero" y advirtió al presidente de que tendrá que ser él quien tenga que asumir el liderazgo, con el coste que conlleva haberse quedado "en primera línea".

En cuanto a la elección de Elena Salgado para sustituir a Pedro Solbes, explicó que la crisis hacía necesaria una respuesta "mucho más valiente" y por ello dijo entender que esta elección no haya dejado satisfechos a los agentes sociales. Además, cree que hasta ahora los acuerdos no han sido "la especialidad" de salgado en su trayectoria.

De Manuel Chaves afirmó que espera no traiga a Madrid el estilo de mayoría absoluta con el que venía obrando en Andalucía y recordó que en las Cortes Generales, "aunque el gobierno no acabe de creérselo", los socialistas están en minoría. "Y ese factor es determinante", avisó.

Y respecto a la nueva ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, dijo que su nombramiento le había causado "sorpresa" y lo achaca a "equilibrios de partido" y a la preocupación del presidente por Madrid, donde la nueva ministra fue candidata a la Alcaldía.