Josep Piqué dice que sólo podemos salir de la crisis con la destrucción masiva de empleos

  • Barcelona, 1 abr (EFE).- El presidente de Vueling, Josep Piqué, ha dicho hoy que, probablemente, la economía española sólo se puede recuperar sobre la base de la "destrucción masiva" de puestos de trabajo para mejorar la productividad, y ha alertado de las tensiones que pueden provocar los cinco millones de emigrantes.

Josep Piqué dice que sólo podemos salir de la crisis con la destrucción masiva de empleos

Josep Piqué dice que sólo podemos salir de la crisis con la destrucción masiva de empleos

Barcelona, 1 abr (EFE).- El presidente de Vueling, Josep Piqué, ha dicho hoy que, probablemente, la economía española sólo se puede recuperar sobre la base de la "destrucción masiva" de puestos de trabajo para mejorar la productividad, y ha alertado de las tensiones que pueden provocar los cinco millones de emigrantes.

Durante su conferencia "Crisis, ¿qué se puede hacer?", organizada por PricewaterhouseCoopers, Piqué, que fue ministro de Industria, Asuntos Exteriores y Ciencia y Tecnología con el PP, ha dicho que ha llegado la hora de hacer "reformas estructurales" en la economía española para cambiar el modelo productivo y de abordar una reforma profunda de las relaciones laborales y del mercado de trabajo.

El ex ministro ha afirmado que España tiene un problema de "modelo productivo" que en años de bonanza ha creado muchos puestos de trabajo, pero de poco valor añadido, lo que ha provocado una pérdida de productividad y de competitividad en el conjunto de la economía.

Todo ello en el marco de una crisis "sin precedentes" desde 1929, en el caso de España agravada por la crisis inmobiliaria, que ha provocado que en el último trimestre del 2007 creciéramos un 3% y en la segunda mitad del 2008 hayamos entrado en recesión, lo que ha causado una bajada del consumo y la inversión y la consecuencia "más dramática", la pérdida brutal del mercado de trabajo.

Según Piqué, estaremos más cerca de los 4,5 millones de parados que de los 4 millones y ha pronosticado que muchos verán cómo se acaba el tiempo de recibir prestaciones sociales y a otros les será muy difícil volver a tener trabajo.

En este contexto, Piqué ha alertado sobre las "tensiones" sociales y políticas que puede crear el hecho de que en España haya unos cinco millones de inmigrantes y que "hay que saber gestionar bien".

Piqué ha calificado de "paradoja cruel" el hecho de que, probablemente, la economía española sólo se puede recuperar sobre la base de la destrucción masiva de puestos de trabajo para recuperar la productividad.

El ex ministro ha reconocido que cuando gobernaba el PP y los socialistas hablaban de la necesidad de hacer reformas estructuras, pensaba que llevaban razón, pero no podía decirlo, pero ha señalado que cuando han llegado al poder tampoco lo han hecho, porque las reformas estructurales son muy costosas en términos políticos y sus efectos son a largo plazo.

Por ello, ha apostado por que prevalezca un alto sentido de la responsabilidad y se piense en el interés general.

Sin embargo, ha dicho que hay que abordar ya las reformas estructurales para dar flexibilidad a la economía y acabar con asuntos como la alta tasa de paro.

Para Piqué, otro drama al que nos enfrentamos es la "debilidad del poder político" y la incapacidad de ejercer un liderazgo fuerte y que ilusione al país.

Para salir de la crisis, Piqué ha apostado por recuperar la confianza en el sistema financiero, reconocer que España tiene problemas específicos de su modelo productivo, reformar el mercado de trabajo y segmentarlo a través de diferentes modalidades de contratos, reforma de las administraciones, bajar algún impuesto, sobre todo los que inciden en el mercado de trabajo, impulsar la liberalización de algunos servicios o apostar por la innovación.