López dice que los que atacan batzokis son los que quieren estar en las instituciones

  • Errenteria (Guipúzcoa), 21 feb (EFE).- El candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha condenado hoy los sabotajes perpetrados en Barakaldo y San Sebastián contra dos batzokis, pero al mismo tiempo ha recordado al PNV que quienes han atacado sus sedes son "aquellos que, a la vez que ponen bombas, quieren estar en las instituciones democráticas".

López dice que los que atacan batzokis son los que quieren estar en las instituciones

López dice que los que atacan batzokis son los que quieren estar en las instituciones

Errenteria (Guipúzcoa), 21 feb (EFE).- El candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha condenado hoy los sabotajes perpetrados en Barakaldo y San Sebastián contra dos batzokis, pero al mismo tiempo ha recordado al PNV que quienes han atacado sus sedes son "aquellos que, a la vez que ponen bombas, quieren estar en las instituciones democráticas".

López ha hecho estas declaraciones en un mitin organizado por su partido en Errenteria, donde también han tomado parte el cabeza de lista al Parlamento Vasco del PSE/EE por Guipúzcoa, Iñaki Arriola, y el alcalde de la localidad, Juan Carlos Merino.

En su intervención, el candidato socialista ha respondido a los dirigentes del PNV que le acusan de hacer "cálculos electorales" con la ausencia de la izquierda abertzale en las próximas elecciones vascas y les ha recordado que este asunto responde a "una cuestión de principios democráticos", porque "no se puede estar en las instituciones" si lo que se hace desde ellas "es dar cobertura a la violencia o financiación y respaldo social para el terrorismo".

"No hacemos cálculos electorales, que le quede claro a Ibarretxe, que él si quería ser lehendakari con los votos de ese mundo. Nosotros no", ha recalcado López.

Ha reprochado asimismo al PNV su intento de "meter miedo" a los electores diciendo "mentiras enormes sobre los socialistas vascos", actitud que ha atribuido a los "nervios" que han suscitado en los nacionalistas las últimas encuestas en las que "están viendo que pierden" y que "Ibarretxe no va a volver a ser lehendakari".

Tras desmentir que el PSE/EE vaya a disolver la identidad vasca, el aspirante socialista ha anunciado que no gobernará "con un PP que hace antinacionalismo y antisocialismo", porque "así no se hace país", y ha avanzado que tampoco lo hará "con un Ibarretxe que pretende imponer una patria en la que no cabemos".

"Este país no es suma de nacionalistas y no nacionalistas sino la suma de ciudadanos iguales y libres que deciden convivir juntos", ha dicho López, antes de comprometerse a "acabar con los muros y trincheras" para construir Euskadi "contando con todos".

Ha insistido en este sentido en que "la política de frentes tiene fecha de caducidad" en el País Vasco, porque tras las próximas elecciones él tenderá "puentes a todo el mundo para hacer país" y pondrá el autogobierno "al servicio de los ciudadanos" sin utilizarlo "en beneficio propio".

"Cómo puede liderar un país quien mete miedo en vez de generar ilusión", se ha preguntado López, antes de señalar que las próximas elecciones no va las va a ganar "el miedo", sino la "esperanza" que, según ha dicho, representa su partido.

Por este motivo, ha pedido el voto a todas las personas de izquierda, "especialmente" a los simpatizantes de EB "defraudados por un Madrazo que ha sido el acompañante mudo de los planes soberanistas" del lehendakari, así como a "los nacionalistas sensatos" que saben que este país "lo hemos construido juntos" y están "horrorizados" ante un Ibarretxe que está "cavando trincheras para dividir".

Por su parte Arriola ha criticado al aspirante nacionalista a la reelección, Juan José Ibarretxe, por haberse pasado "años y años centrado únicamente en sus políticas soberanistas, olvidándose de las cosas importantes que afectan a los vascos y que inciden en la vida diaria de las personas".

Arriola ha afirmado que Euskadi "necesita un cambio para conseguir la paz", un cambio que abra espacios a la "esperanza" en un país "sin miedo", porque "no hay patria que valga si se construyen sobre la sangre inocente", ha concluido.