Portabella (ERC) avala congelar en 2010 el sueldo de los funcionarios del Ayuntamiento de Barcelona

Dice que con la perrera el bipartito ha intentado volver a imponer su tesis pese a estar en minoría

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, apostó hoy por abrir una reflexión sobre la congelación de los sueldos de los funcionarios municipales en 2010, en la línea de la que ya se han autoimpuesto este año los cargos públicos.

Portabella consideró que la medida tendría sentido en épocas de crisis y más cuando los funcionarios "tienen su empleo garantizado". El dinero ahorrado se destinaría a los desempleados de la ciudad, para quienes el consistorio por ejemplo ofrece ya algunas actividades de ocio gratis.

En una entrevista de Europa Press, Portabella avaló con cautela la congelación del salario de los funcionarios municipales, que calculó que suman unos 12.000, ante la incertidumbre de qué pasará de aquí nueve meses con la crisis. Consideró que si continúa igual, los cargos públicos municipales tampoco deberán subirse el salario.

El Ayuntamiento ya lo aprobó para los altos cargos este año sin que haya previsto que aumentará su deuda, que a 31 de diciembre era de 770 millones. Para Portabella, no subirlos sin un incremento del endeudamiento tiene más de "lección moral que no de efectividad", pero ante la crisis los concejales deben hacer "los mismos sacrificios que hace la ciudadanía", concluyó.

Afirmó que el Ayuntamiento hace lo suficiente para afrontarla, reforzado por el Fondo de Inversión Local y propuestas de ERC como la enmienda que hizo que este año la inversión municipal crezca un 4,5% y la proposición aprobada por unanimidad en el pleno de marzo para que actividades en centros cívicos y equipamientos deportivos sean gratis para parados desde el 1 de junio, medida que apostó por repetir en 2010.

Portabella, que considera que ahora es pronto para hablar de volver a presentarse cuando hasta 2011 faltan unas elecciones europeas y unas catalanas, se desmarcó del resto de la oposición --CiU y PP--, a quienes acusó de desgastar el Ayuntamiento por interés partidista al pedir una comisión de investigación sobre las cuentas de la empresa municipal Bimsa.

Subrayó que ERC ha llegado a un método con el Gobierno municipal desde la aprobación del Plan de Actuación Municipal (PAM) 2008-2011 que les permite llegar a acuerdos. Sin embargo, constató que el bipartito ha intentado volver a los métodos anteriores al PAM, caracterizados por "su confusión entre autoridad y autoritarismo", tras la falta de consenso sobre la ubicación de la nueva perrera municipal, que el bipartito quería situar en el parque de l'Oreneta.

"Quiere imponer su criterio y le sale mal", afirmó el líder republicano, quien vio "inaceptable" que una actitud fruto de "los equilibrios partidistas internos" entre PSC e ICV-EUiA condicione el futuro de la ciudad. Aseguró que el Gobierno ya le ha expresado su parecer sobre los emplazamientos alternativos que le ha propuesto, y que no hace públicos para "no quemarlos", y se mostró confiado en que habrá una ubicación definida durante este mandato.

TRANVÍA POR EL CENTRO DE LA DIAGONAL

En relación a la reforma del tramo central de la avenida Diagonal, Portabella apostó porque tenga carril bici, dar prioridad al peatón y casi doblar el transporte público. Se mostró partidario de que el tranvía pase por el centro, y apostó porque la reducción del transporte privado se haga teniendo en cuenta que la avenida sirve de conexión entre el Baix Llobregat y el Maresme.

Afirmó que el proceso de participación ciudadana, que ahora está en la primera fase de sesiones informativas, va con el ritmo y tiempo adecuados para que la consulta se pueda celebrar la primavera del año que viene, fórmula que apostó porque sea "más habitual" en la capital catalana, ya que otorga "identificación con la ciudad y cohesión social".

Opinó que las consultas se podrían hacer más allá de las transformaciones urbanísticas, aunque advirtió de que urbanismo y movilidad marcan las "grandes trazas" de Barcelona, y las relegó para temas de ámbito de ciudad, como la reforma de la Diagonal.

Con este criterio, rechazó una consulta sobre la recalificación del Miniestadi del FC Barcelona, ya que tiene una afectación "muy pequeña" del suelo, al contrario que otras zonas, como Can Batlló, la Sagrera y el cuartel del Bruc. Portabella concluyó que también podrían utilizarse para algún proyecto de ámbito metropolitano.