PSE defiende a López como garantía de progreso, frente a "la mala gestión, el despilfarro y la corrupción" de Ibarretxe

Pide el apoyo de votantes de EB que pretendan el cambio y pregunta al PP qué ofrece aparte de "dossieres de escuchas y luchas de poder" BILBAO, 11 (EUROPA PRESS) El PSE-EE, defenderá en la campaña electoral, la figura de su candidato a lehendakari, Patxi López, como garantía "de progreso, de estabilidad y de cohesión del país", frente a "la mala gestión, el despilfarro y la corrupción" de los Gobiernos del PNV y de Ibarretxe, que, en su opinión, se han reflejado en los casos de los museos Guggenheim y Balenciaga o en la Hacienda de Irún. El secretario de Organización y coordinador electoral de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, que compareció en Bilbao ante los medios de comunicación para presentar la campaña del PSE-EE, reclamó, además, el apoyo de los votantes de EB que pretenden el cambio y preguntó al PP qué ofrece, aparte de "dossieres de escuchas y luchas de poder". Tras señalar que Patxi López representa "un liderazgo con objetivos claros" y una apuesta "por un verdadero plan de choque, fruto del diálogo social entre empresarios y sindicatos" para salir de la crisis, afirmó que también es la persona que pretende "aglutinar el país en torno a proyectos compartidos, a la suma de esfuerzos". En este sentido, reprochó que el PNV presente "a Ibarretxe y a sus gobiernos como garantía de buena gestión" y les preguntó: "¿Es buena gestión lo que ha ocurrido en el museo Guggenheim?, ¿lo que ha ocurrido en el museo Balenciaga?, ¿lo que ha ocurrido en la Hacienda de Irún?, ¿a eso es a lo que se refieren como buena gestión?. Eso es mala gestión, es despilfarro y es corrupción", señaló. Por ello, insistió en que, "para tener un Gobierno que gestione bien, con transparencia y eficacia, que refuerce y admita controles democráticos, es necesario el cambio". En este sentido, realizó un llamamiento al conjunto de la sociedad vasca "para que preste todo su apoyo a Patxi López" con el fin de que conforme "un Gobierno de cambio sin hipotecas". "Los socialistas representamos el cambio y es una oferta firme y sincera", añadió. El dirigente del PSE-EE se refirió a EB, liderada por Javier Madrazo, para afirmar que "presume de ser la izquierda, aunque durante los últimos 10 años ha sido el sostén de las políticas soberanistas y nacionalistas que defiende el Gobierno de Ibarretxe, y si tiene la oportunidad, en el futuro lo volverá a hacer". "Por eso queremos decirle a la buena gente que en algún momento ha votado a izquierda unida que, si quiere cambio, sabe que tiene que apoyar al PSE-EE", añadió. Sobre el PP, recordó que pretende liderar "el cambio" y se preguntó "qué cambio propone: ¿el cambio de la confrontación y la división partidaria?, ¿el de los dossieres fruto de las escuchas?, ¿el cambio de la lucha titánica por el poder dentro del partido?, ¿el cambio que ofrece enfrentamientos y división?". "Ese no es el cambio que quieren los socialistas vascos, porque queremos unir al país y abrir una nueva etapa de diálogo y entendimiento", señaló. Además, subrayó que el PNV intenta "ahora que su candidato no hable de autodeterminación, de consultas, de soberanía, de objetivos nacionalistas". "Es verdad que, en cuanto puede, Ibarretxe, que no cambia, vuelva a ser él, a decir realmente lo que le mueve y le apasiona. Incluso, a veces, el partido no tiene más remedio que seguirle, por ejemplo, aunque sea de tapadillo, presentando el recurso a Estrasburgo en relación con la consulta", dijo. DIALOGO CON QUIENES AMPARAN A ETA Asimismo, reiteró que, "si puede, volverá a un Gobierno tripartito más Aralar, es decir, a un Gobierno frentista, a una acumulación de fuerzas nacionalistas para intentar construir el futuro dividiendo a la sociedad vasca". "Él quiere diálogo con todos, también con aquellos que amparan y justifican la violencia terrorista, equiparando demócratas con quienes han sido incapaces de alejarse de la violencia", dijo. Rodolfo Ares, manifestó que, "para luchar con eficacia contra el terrorismo, para combatir al terrorismo en todos los frentes, también es necesario un cambio, porque es necesario también en Euskadi liderar a la sociedad vasca en el rechazo y la repulsa a quienes amparan y justifican la violencia terrorista". Por ello, los socialistas, en los 15 días de campaña, "realizarán un enorme esfuerzo" para trasladar al conjunto de la sociedad vasca "un proyecto para unir al país, para buscar el acuerdo entre diferentes". "Pediremos a la ciudadanía que apueste por un país plural, por construir el futuro entre diferentes, pero entre todos y para todos", añadió. "DE COSCOJALES A AJURIA ENEA" El PSE-EE sustentará la contienda electoral en el trabajo de afiliados y candidatos, además de en "la red por el cambio" que apoya a Patxi López para que sea designado lehendakari. El primero de sus actos será mañana a la noche en Portugalete, junto al Puente Colgante, "y será el inicio de una campaña de un ciudadano de la calle Coscojales de Portugalete en un camino y en un recorrido hacia Ajuria Enea", en referencia a López. Precisamente, el acto de cierre de campaña lo celebrará en Vitoria. Pese a las inclemencias del tiempo, los socialistas pretenden desarrollar "una amplia actividad en las calles", y procederán al reparto de 300.000 rosas y folletos, con la foto de su candidato, en la que se afirma: "Patxi lehendakari. Haz que suceda. Zeuk erabaki. Acaba con la división, el cambio nos une". El PSE-EE, además, utilizará unos vídeos en la campaña, que fueron presentados hoy, y en dos o tres de los actos que tiene previstos, intervendrá el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque pretenden que los protagonistas sean los candidatos vascos, sobre todo, Patxi López. En cuanto a los debates 'a dos' que han solicitado para confrontar su mensaje con el de Ibarretxe, Ares subrayó que la formación jeltzale no los ha aceptado, "probablemente, porque no confía en su candidato".