Quiroga cree que se puede dar "la transversalidad" en la Cámara porque PP y PNV pueden llegar a acuerdos económicos

Asegura que estudiará euskera en los próximos meses y que ya lo entiende, aunque no se atreve a hablarlo

BILBAO, 3 (EUROPA PRESS)

La nueva presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, consideró hoy que se puede dar "la transversalidad" en la Cámara en la próxima legislatura porque PP y PNV pueden llegar a acuerdos en materia económica, "sabiendo que tiene un acuerdo" con el PSE-EE. Además, aseguró que estudiará euskera en los próximos meses y que ya lo entiende, aunque no se atreve a hablarlo.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Quiroga mostró su esperanza en que "se lo pongan fácil" en esta legislatura y que pueda llegar a agotar los cuatro años de mandato.

En este sentido, mostró su seguridad en que la Cámara representará a toda la sociedad vasca y aprobará leyes con amplio consenso. "Yo estoy segura. Es la Cámara más democrática que ha tenido este Parlamento en los últimos años y es verdad que lo que ahora mismo se está evidenciando por el número de votos es, quizá, el PP y el PSE-EE, por un lado, y el PNV y otros partidos más minoritarios, por otro, pero creo que seremos capaces de encontrar acuerdos que abran la posibilidad de una transversalidad porque una legislatura es muy larga", señaló.

Asimismo, precisó que en el Parlamento "se toman decisiones en las que, a veces, los partidos políticos" encuentran "aliados en otros", y señaló que, quizá el PP, pueda llegar a acuerdos con el PNV, por ejemplo en materia económica, "y sacar adelante iniciativas". "Y nosotros estamos abiertos a esto, sabiendo que es verdad que tenemos un acuerdo con el PSE-EE", apuntó.

EUSKERA

Preguntada por si se pone plazos para poder presidir un pleno hablando en euskera, afirmó: "Me encantaría, pero no lo sé. Hoy creo que, desde mi punto de vista y humildemente, lo he hecho bastante dignamente -en referencia a las frases en lengua vasca que pronunció esta mañana en su discurso-, pero ya veremos", señaló.

En este sentido, consideró que los próximos meses serán "más tranquilos" para el Parlamento vasco, y podrá "apretar ahí" para aprender euskera. "No sé exactamente el nivel que voy a tener, sobre todo de interlocución, no tanto de entendimiento, que sí que lo entiendo, pero lo que me cuesta es hablarlo. Y, sobre todo, superar esa barrera de la vergüenza y la timidez de decir, 'bueno no pasa nada, aunque me equivoque, y lo importante es intentarlo", subrayó.

Sobre el hecho de que la Cámara autonómica vuelva a tener mayoría masculina, subrayó que, de los dos puestos de la Mesa del Parlamento, dos son mujeres y tres hombres, y destacó que el PNV "tenía dos puestos y ha elegido a dos hombres, cuando tiene mujeres perfectamente capacitadas y estupendas para haber estado" en el órgano de dirección del Parlamento.

RELIGIOSIDAD

La máxima representante de la Cámara autonómica consideró que "es un desconocimiento total" vincular su "posible rigidez", que afirmó que no tiene, a sus convicciones religiosas. "Yo niego la mayor. No creo que esto sea así", añadió.

Asimismo, recordó que, en su discurso de toma de posesión, ha querido "utilizar una cita de Pericles, no por la persona que lo decía, sino por el contenido, en el sentido de decir que en nuestra vida privada somos libres y tolerantes y que lo que hay que hacer es aplicar la Ley".

En este sentido, aludió a la entrevista en la que habló sobre que está de acuerdo con el Papa en que "el preservativo no es la solución".

"Y, simplemente, ocurre que, en un momento en el que iniciaron una pregunta, que no es lógicamente, la que me hicieron directamente, si utilizaba o no preservativo, sino simplemente, me hablaron de las declaraciones del Papa, creí que debía ser valiente y decir lo que pensaba y lo que sí he visto, y eso es lo que más me ha preocupado, es la intolerancia y la forma en la que se me ha tratado", añadió.

En este sentido, destacó que, en esa entrevista, también intentó decir que hay que ser "tolerante con unos y con otros". "Pero que yo notaba que el esfuerzo que yo tenía que hacer de tolerancia era mayor y que, en cambio, no encontraba esa reciprocidad", añadió.

Por todo ello, mostró su deseo de que esta polémica "que se ha levantado, arrecie", y aseguró que realizará su trabajo como hasta ahora.